Trabajadores de salud junto a las bancas del Frente de Izquierda presentarán proyectos con una serie de medidas de emergencia relacionadas con el coronavirus.

Una de ellas es para que se entregue de manera gratuita alcohol en gel y barbijos. También proponen hacer readecuaciones presupuestarias y solicitan información detallada sobre instalaciones y recurso del sistema de Salud.

El proyecto de ley que presentarán propone una serie de medidas que debería tomar el Estado. Entre ellas la entrega gratuita de insumos para el tratamiento y la prevención de la enfermedad viral como alcohol en gel, jabón, guantes de látex, guantes descartables y barbijos.

El viernes pasado el gobierno provincial firmó un convenio con la Universidad Nacional del Comahue mediante el cual la institución producirá alcohol en gel en el laboratorio de Zapala y tres laboratorios de Neuquén, que se destinarán para la propia entidad educativa y otra parte quedará a disposición del ministerio de Salud de Neuquén.

Asimismo, la iniciativa del FIT propone que se garantice «la distribución de kits de test para que se realicen en forma gratuita a toda persona que tenga síntomas”.

Estamos frente a una crisis sanitaria y el Estado es responsable de garantizar todas las medidas necesarias para evitar que la enfermedad se propague. No puede depender de la responsabilidad individual y las medidas de prevención que cada uno tome”, señaló el diputado Andrés Blanco.

Además se plantea desde la banca la necesidad de realizar readecuaciones presupuestarias. «Para comprar respiradores artificiales y todos los medios de diagnóstico, protección y atención necesarios para el tratamiento y la prevención de la enfermedad”, indica el texto y expone que sería también para la contratación de más personal según se requiera.

Por otro lado, piden información a los ministerios de Salud de Nación y de la Provincia sobre la cantidad de camas, personal, insumos y aparatología para dar respuesta a la emergencia sanitaria.

El diputado mencionó que «la falta recurso humano, camas, insumos y aparatología es una constante que los trabajadores y trabajadoras vienen denunciando”.

Al respecto, Flor Peralta, trabajadora del hospital Castro Rendón dijo que el sistema público de Neuquén, “según fuentes oficiales, el número de camas en la provincia es de 2, 96 camas por cada mil habitantes. Mientras que la OMS sugiere de 8 a 10 por cada mil habitantes. Esta situación es más crítica con relación a las camas de terapia intensiva”. Sostuvo que en el sector público hay sólo 8 camas de Unidad de Terapia Intensiva para adultos “centralizadas en el Hospital Castro Rendón en la capital neuquina”.

Otro punto que marcó como preocupante la trabajadora es la cantidad de recursos humanos. “Según la OMS, el índice de recomendación por cada mil habitantes es de 3 médicos y 9 enfermeros. Sin embargo, en nuestra provincia, trabajan actualmente 2 médicos/as por cada mil habitantes y sólo 4 enfermeros y enfermeras”, apuntó.

La concejala del FIT, Natalia Hormazabal, manifestó que la iniciativa de ley plantea que “el Estado tiene que centralizar de inmediato todos los recursos existentes” y que para esto «todo el sistema privado tiene que integrarse a un sistema único, dirigido por el Estado”.

Compartinos: