El diputado nacional Agustín Rossi (2017-2021) se refirió a la posibilidad de un gobierno de Alberto Fernández y el rol que tomará el PJ en un eventual triunfo del Frente de Todos.

El diputado Agustín Rossi habló sobre el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, el rol que cumplirá el Partido Justicialista de ganar la formula Fernández – Fernández y los primeros meses de gobierno. Además, aseguró que espera que la administración de Alberto tengo una oposición “razonable y comprensiva”, sobre todo en los primeros meses, cuando no se estima una rápida recuperación económica.

“El PJ va a ser uno de los sostenes más importantes del futuro gobierno de Alberto”, estableció el diputado, en diálogo con radio El Destape. En esa línea, también resaltó la necesidad de “buscar grados de institucionalización de la coalición de gobierno y tenemos un candidato dispuesto a eso”.

“En los primeros meses de gobierno de Alberto Fernández espero una oposición razonable y comprensiva”, añadió.

Por último, teniendo en cuenta lo anunciado por el candidato presidencial durante la presentación del Plan Argentina sin Hambre, el legislador recordó que la “Ley de Góndola tiene despacho en comisión”. De hecho, según Daniel Arroyo, el nombre que más suena para ocupar el Ministerio de Desarrollo Social en un posible gobierno del Frente de todos, el proyecto presentado por Fernández “es una política de estado que tiene dos dimensiones, una es crear un consejo que va a depender de la presidencia donde van a estar los productores de alimentos, sector privado, investigadores, dirigentes sociales, sindicales”.

“El plan tiene tres dimensiones. Uno es el acceso a la canasta básica de alimentos. Ahí va todo el tema de la ley de góndolas, que nadie tenga más del 30% de la góndola”, expuso.

“La segunda parte es una cuestión nutricional. No solo hay un problema de hambre sino de calidad nutricional. Lo que se está comiendo a es arroz, harina y fideos todo el tiempo”, añadió.

Para terminar, indicó que “una tercer dimensión tiene que ver con lo federal”. En ese sentido, expresó que “todo esto se financia con lo que hoy es la política alimentaria que hoy es 27 millones de pesos. Planteamos reestructurar la compra de alimentos por parte del estado, no tiene un impacto fiscal adicional”. De esta forma, el candidato pretende solucionar el problema que, según sus propias palabras, mantiene en el hambre a la sociedad, aun cuando Argentina es uno de los mayores países productores de alimentos.

Compartinos: