Por decreto, el gobernador Omar Perotti autorizó actividades religiosas individuales en iglesias y templos hasta las 20. En cambio, las actividades que impliquen la reunión de varias personas deberán esperar un tiempo más.

El decreto 449/2020 del gobierno provincial exceptúa del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, desde este jueves, a las iglesias y templos de todo el territorio santafesino, pero solo para actividades de carácter individual. Bajo ningún concepto se podrán hacer ceremonias que impliquen la reunión de varias personas.

Según el decreto, las actividades autorizadas se podrán desarrollar solo en horario diurno y hasta las 20. Las iglesias y los templos tendrán que cumplir con las medidas preventivas de distanciamiento social y el uso obligatorio de elementos de protección.

Además, la normativa indica que se deberá desinfectar el calzado de los asistentes y asegurar una adecuada ventilación en los espacios físicos durante las horas habilitadas, además de la limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso frecuente.

El decreto de Perotti recomienda “evitar la aglomeración de personas ocupando un porcentaje mínimo de la capacidad de las iglesias, templos y locales de culto” y aclara que rige “la restricción a la celebración de ceremonias que impliquen la reunión de personas”, algo que alcanza a cualquier actividad en los mismos lugares.

 

Compartinos: