SANTA FE – Rubén Giustiniani: «A los narcos hay que quitarles poder con la ley de extinción de dominio»

El precandidato a senador nacional del Frente Amplio Progresista (FAP), Rubén Giustiniani, dijo este lunes en AIRE que la principal deuda del Congreso de la Nación con Santa Fe es la seguridad. «Es lo primero que plantean los vecinos y vecinas», sostuvo en una entrevista con Luis Mino en Ahora Vengo. «La gente está cansada de la violencia, las muertes y la sangre que vemos todos los días en los barrios de Santa Fe y Rosario», dijo Giustiniani.

Además, remarcó que como legislador nacional logró la media sanción de la ley de extinción de dominio, un instrumento que le permite al Estado tomar la propiedad de bienes derivados de delitos. «El narcotráfico es una de las causas principales de la violencia. Hay que extraerles sus bienes económicos», dijo el actual diputado provincial del bloque Igualdad.

«Guille Cantero tiene una oficina privada en su celda y un teléfono fijo a su disposición las 24 horas. Esa impunidad es la que le da ese poder económico. Hay que extraérselo con una ley de extinción de dominio, porque un juicio contra ese narco tarda 10 o 15 años», expresó. Y afirmó que «desde el Congreso podemos fomentar y gestionar que las fuerzas federales, Gendarmería y Prefectura, tengan presencia en el territorio de Santa Fe como ocurre en otras provincias».
«Defender a Santa Fe»
El actual diputado provincial señaló además que no sirve «calentar una banca en Buenos Aires» porque el rol de los legisladores es «defender a Santa Fe». «Todavía nos deben 150 mil millones de pesos de la coparticipación (a partir del fallo de la Corte Suprema) y no veo énfasis en los legisladores de Santa Fe en reclamar eso», dijo Giustiniani. Y, entre otros temas que mencionó, destacó que en su gestión como senador nacional (tuvo dos mandatos, entre 2003 y 2015) logró «el 82% móvil para los jubilados y jubiladas que lamentablemente vetó la presidenta (Cristina Kirchner) en ese momento».

También se refirió, como parte de sus logros en el Congreso, al primer parque nacional en las islas (a la altura del departamento San Jerónimo). «Fue la primera respuesta a la necesidad de una ley de humedales, que logró media sanción y después la cajonearon los diputados», expresó. Giustiniani insistió en que hay que defender en el Congreso los intereses de la provincia, entre los cuales mencionó la ley de biocombustibles, la concesión de la Hidrovía y la limitación a la exportación de carne. «La ley de biocombustibles salió porque beneficia a Neuquén, a las petroleras. Nos quitaron una ley de corte del 5% de las naftas, que era positiva para el medio ambiente, y generó pérdidas de puestos de trabajo en Santa Fe». Lo de la exportación de carne fue otro «disparate» del gobierno nacional, cuestionó el precandidato a senador. «No garantizó el objetivo, que era bajar el precio de la carne, y perjudicó a Santa Fe».
Vaca Muerta-YPF
Giustiniani se refirió además a la energía, «un tema estratégico» para el país. «El tema de la energía tiene una importancia determinante cuando la gente tiene que pagar tarifas excesivas o no tiene la energía que necesita para conectarse y vivir todos los días», dijo el diputado.

«No solo es importante para el vecino sino para el plan de un país. Los millones que se van a Vaca Muerta podrían ir a grandes obras de infraestructura», acotó Giustiniani. «A Vaca Muerta se van miles de millones de dólares de subsidios que ponemos todos los argentinos. Es cara la extracción de petróleo y gas no convencional en Vaca Muerta. El millón de BTU (medida de la energía) sale a nivel internacional 3 dólares y nosotros le estamos pagando 7,60 dólares a las petroleras. La extracción es cara porque la roca madre esta a 3 mil metros de profundidad», explicó.

 

Fuente Airesdesantafe

Deja una respuesta