Juan Schiaretti recibe este miércoles nuevamente a Mauricio Macri y tiene preparada una cena para agasajarlo a menos de tres semanas de las PASO en la provincia donde quieren tratar de repetir el triunfo de 2015, que le facilitó al presidente su llegada a la Casa Rosada.

Macri lidera las encuestas en Córdoba pero obtendría números más bajos que los que obtuvo en la presidencial de 2015 y también los que alcanzó Cambiemos en la legislativa de 2017. El oficialismo intenta acercarse a esos porcentajes para equiparar la diferencia que el peronismo le sacaría en la provincia de Buenos Aires.

Como parte de esa estrategia, Macri busca pegarse a su amigo Schiaretti, que logró la reelección en mayo con una victoria arrasadora. Tras eso, el cordobés hizo varios gestos y jugadas en línea con los deseos de la Casa Rosada. Una fue detonar el armado de la tercera vía, yéndose de vacaciones en pleno armado de lo que era Alternativa Federal. Luego, mucho más importante para el Gobierno, el cordobés decidió competir con boleta corta, lo que permite combinar los candidatos a diputados de Schiaretti con cualquier candidato presidencial, además de no integrarse al espacio conformado por Lavagna y Juan Manuel Urtubey, que sin el apoyo del electo gobernador perdió relevancia.

La cena marcará un contraste con la visita de la semana pasada de Alberto Fernández a Córdoba. El candidato peronista no se reunió con el gobernador, aunque sí se mostró con intendentes. 

Antes de cenar con Schiaretti en la capital provincial, Macri visitará la localidad de San Francisco y el jueves continuará su recorrida por Río Cuarto. Se espera además que el Presidente vuelva a la provincia para el cierre de su campaña en los días previos a las primarias.

Compartinos: