Se consolida la expropiación para que la Confitería del Molino pase a integrar el patrimonio del Congreso

El Poder Ejecutivo designó al Ministerio de Planificación Federal como «sujeto expropiante» de la emblemática Confitería del Molino, considerado de utilidad pública por su valor histórico y cultural. Pasará a formar parte del patrimonio del Congreso de la Nación.

De esta forma, el emblemático café de la ciudad de Buenos Aires (inaugurado en el año 1917 y cerrado definitivamente en 1997) pasará a formar parte del patrimonio del Congreso de la Nación y será administrado por una comisión creada específicamente para su gestión. En el edificio funcionará un museo dedicado a la historia del inmueble, un centro cultural, un anexo para actividades legislativas y una confitería concesionada por un privado.

A través del decreto 2026/2015, publicado hoy en el Boletín Oficial con la firma de la presidenta Cristina Fernández quedó designado el Ministerio de Planificación Federal como “sujeto expropiante” del inmueble de la Confitería del Molino, ubicado en la intersección de las avenidas Rivadavia y Callao.

El texto dispone otorgar, “hasta tanto se complete el procedimiento expropiatorio, el uso del inmueble a la Comisión Administradora del ‘Edificio del Molino’”. La resolución también instruye al Tribunal de Tasaciones de la Nación “a estimar el justiprecio del inmueble sujeto a expropiación en los términos del artículo 2° de la Ley N° 27.009 y a los efectos previstos en los artículos 10 y 13 de la Ley N° 21.499”.

En ese marco, la cartera que conduce Julio De Vido fue facultada “para que, cumplido el procedimiento expropiatorio, transfiera de forma definitiva y sin cargo el inmueble al Congreso de la Nación” y dicte “los actos administrativos necesarios a los fines del cumplimiento de la inscripción” del edificio.

Deja una respuesta