Se complica el quórum en Diputados para aprobar la reforma del Ministerio Público Fiscal

El proyecto que busca reformar el Ministerio Público Fiscal parece que no avanzará en la cámara de Diputados, y es que en las últimas horas varios legisladores han anunciado su negativa frente a la iniciativa oficialista, por lo que el Frente de Todos no tiene por el momento nada asegurado.

Según fuentes parlamentarias, al oficialismo le estarían faltando entre 7 y 8 votos para a lograr el quórum y su posterior aprobación. Ya que en las últimas horas desde Consenso Federal anunciaron que no apoyarían el proyecto y seguidamente, hizo lo mismo el diputado nacional Eduardo Bali Bucca.

Además de la negativa de los legisladores, ya es sabida la postura de Juntos por el Cambio, quienes han arremetido contra algunos legisladores y han iniciado una campaña sobre «la falsa oposición» respecto a diputados que en teoría, si apoyarían la reforma del Ministerio Público Fiscal.

Para los legisladores de la oposición que se apruebe la reforma pondría en peligro «la república», y vienen advirtiendo que es una maniobra del oficialismo para asegurar la «impunidad K».

  • En esa línea, algunos legisladores se sumaron a las críticas contra diputados nacionales de otros bloques minoritarios que darían su aval para que se apruebe la iniciativa.

«El kirchnerismo reunió los votos para aprobar la estratégica Ley de Ministerio Público Fiscal (MPF) con la ayuda de la falsa oposición, a cambio de una ley para subsidiar tarifas de gas en distritos de donde provienen algunos de estos opositores arietes del gobierno», reflexionó, por ejemplo, el diputado nacional macrista Luciano Laspina, dichos que no cayeron bien en las filas de Consenso Federal y el propio Alejandro Topo Rodríguez salió a responderle.

«No se haga el canchero. Como uno de los autores del proyecto Tarifas Gas para Zonas Frías, sepa que nuestro bloque no aprobará ni dará quórum para reforma de Ministerio Público Fiscal. Juntitos andan ustedes con el FDT, cuando se trata de cargos para organismos de comunicación», le retrucó.

Pero la campaña de Juntos por el Cambio sobre «la falsa oposición» no terminó allí, sino que la ex titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, apuntó contra cuatro diputados nacionales por apoyar la reforma del Ministerio Público y los escrachó en las redes sociales.

A través de su cuenta de Twitter, apuntó a los legisladores: Diego Sartori, Pablo Ansaloni, Ricardo Wellbach y Luis Di Giacomo, quienes son integrantes del bloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside el mendocino José Luis Ramón.

«Falso opositor; vendió su voto para modificar la ley del Ministerio Público Fiscal y garantizar la impunidad de Cristina Kirchner. Corrupto y traidor a la patria», fue el mensaje de la opositora, que adjuntó con la fotografía de cada uno de los diputados nacionales, escrache que fue replicado por varios medios de comunicación como una «denuncia de Laura Alonso».

Ante el escrache, uno de los que salió al cruce fue el diputado nacional Leopoldo Moreau, quien aprovechó para también arremeter contra algunos medios de comunicación.

«Hoy Clarín sale con todo a sostener en el cargo a SU Procurador. En efecto, titula «Los K avanzan en diputados para echar a Casal». La única Procuradora echada es Gils Carbó que fue denunciada falsamente en una de las tantas causas fabricadas por el gobierno anterior y perseguida por Clarín que llegó a publicar los teléfonos de sus hijas para hostigarla», se despachó el diputado oficialista.

Y añadió: «¿Porque Macri y Magnetto se unieron para echarla? Porque Gils Carbó se opuso a la fusión de Cablevisión y Multicanal y eso enfureció a Magnetto y porque Macri quería liberar el camino para consumar la estafa del Correo sin ser molestado por la Fiscalía».

«Que el parlamento decida votar una nueva ley orgánica de la Procuración es un método bien distinto al apriete mafioso que culminó con la renuncia de Gils Carbó», sentenció el legislador.

Pero por si fuera poco el revuelo que ha generado el tratamiento de este proyecto de ley, quien también salió a opinar fue el juez federal Daniel Rafecas.

En ese sentido, Daniel Rafecas advirtió que si prospera el proyecto para reformar el Ministerio Público, declinará su postulación a la Procuración.

«Eso será para mí un límite ético insuperable que me hará imposible seguir adelante con la postulación», escribió.

Aún así, este martes 18/05 el oficialismo buscará avanzar en un plenario de comisiones con la firma del dictamen de mayoría del proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal, para que el pleno del cuerpo pueda tratar la próxima semana la iniciativa que cambia las mayorías para elegir al Procurador General y establece plazos para su mandato.

  • El proyecto limita a cinco años el período de ejercicio en el cargo del Procurador General de la Nación -jefe de los fiscales- y modifica las mayorías necesarias para su designación, una propuesta rechazada desde Juntos por el Cambio.

Desde las 19, el plenario de las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales debatirá el proyecto enviado por el Senado en octubre pasado y cuyo texto cuenta con una serie de modificaciones propuestas introducidas por el ministro de Justicia, Martín Soria, en pos de obtener el consenso para que la iniciativa sea aprobada.

El oficialismo cuenta con las firmas necesarias en ambas comisiones para alzarse con el dictamen de mayoría, gracias al ya anunciado respaldo del mendocino José Ramón (Unidad para el Desarrollo) -integra la comisión de Justicia- y más allá del rechazo de Graciela Camaño (Consenso Federal), quien forma parte de ambas comisiones.

El Frente de Todos cuenta con 18 firmas propias en Asuntos Constitucionales, sobre los 35 integrantes de la comisión, por lo que no necesita de aliados para obtener allí el dictamen de mayoría.

En la de Justicia reúne a 15 de sus 31 integrantes, por lo que el aporte de Ramón le permite llegar a las 16 firmas para imponerse a un eventual dictamen de rechazo de los 14 de Juntos por el Cambio y de Camaño.