Se necesitarían entre 400 y 450 millones de pesos más para no desfinanciar a las carreras y tecnicaturas en Universidades del interior provincial

En una extensa reunión con el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), el diputado nacional Andrés Zottos se interiorizó de la gran preocupación existente por la reducción de las partidas para la institución educativa en el Proyecto de Presupuesto 2022 enviado recientemente por el Poder Ejecutivo al Congreso, así como por la demora en la ejecución de las ya asignadas para este año.

Zottos fue citado ya que fue él quién logró en 2020, tras arduas negociaciones, incluir casi 200 millones de pesos en el Presupuesto para el corriente año, aprobado por la Cámara Baja en octubre pasado, fondos de los cuales se han recibido hasta ahora sólo 70 millones de pesos, según se detalló en la reunión.

El diputado nacional se comprometió a “seguir poniendo y redoblando mi empeño por defender los intereses del pueblo salteño hasta el fin de mi mandato el próximo 10 de diciembre, como lo he venido haciendo siempre, también para conseguir obras viales, de agua y saneamiento en general para mi provincia”.

Según le explicó el rector, Cdor. Víctor Claro, se necesitarán entre 400 y 450 millones de pesos más de lo presupuestado, para no desfinanciar y poner en peligro la continuidad de carreras como Enfermería y otras tecnicaturas importantes que se han abierto –también por gestiones en las que participó Zottos- en distintas zonas del interior de la provincia. Las mismas atienden a las necesidades específicas para el desarrollo regional evitando que los jóvenes emigren, como Ganadería, Electromecánica, Turismo o Vitivinicultura.

Además de la subejecución de las partidas de este año para la UNSa y la reducción para el 2022, el Consejo Superior expresó su preocupación por el atraso, por parte del Ministerio de Educación de la Nación, en la firma de la resolución que concrete oficialmente el ya decidido traspaso definitivo a Salta de la Facultad de Medicina, que siempre había funcionado dependiendo de la Universidad de Tucumán.

Deja una respuesta