El oficialismo consiguió dictamen de mayoría sobre el proyecto del Poder Ejecutivo que establece modificaciones al sistema de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo. Lo debatirán en la próxima sesión.

El plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda se extendió por más de dos horas, en las que los diferentes protagonistas expusieron sus puntos de vista de cara a la sesión especial del miércoles, en la que el oficialismo buscará convertir en ley el proyecto. El Frente Renovador y el bloque Justicialista fueron los que apoyaron el proyecto que ya cuenta con media sanción del Senado.

El dictamen a favor fue acompañado por Sergio Buil, Luis Pastori, González, Luis Borsani, Alejandro Echegaray, Miguel Bazze, Ricardo Spinozzi, Fernando Sánchez, Patricia Gimenez, Myrian Del Valle Juárez, Hugo Marcucci, Luciano Laspina, Alejandro Grandinetti, Nicolás Massot, Alejandro Snopek, Eduardo Amadeo, Leandro López Koening, Francisco Torroba, Oscar Romero, Alberto Roberti y Héctor Daer.

Por su parte, el diputado del FpV-PJ Edgardo Depetri determinó que «la verdadera razón de esta ley es limitar los reclamos judiciales contra los responsables directos de los siniestros». Al referirse al proyecto que establece que todo trabajador debe pasar por una Comisión Médica antes de iniciar cualquier juicio laboral, evaluó: «Se trata de una reforma para garantizar las tasas de ganancias de las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo».

El diputado por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Néstor Pitrola, cuestionó que se trata de «extraordinarias exprés para convalidar las ART de la muerte y privar de justicia a los trabajadores». Señaló que la reforma implica «más flexibilización laboral y trabajo a destajo, más accidentes y más muertes, cuyo costo se abarata con esta reforma».

A su turno, Margarita Stolbizer, del GEN, justificó su voto en contra al expresar que «se trata de un sistema absolutamente regresivo, que lo único que plantea es bajar la litiogiosidad» y que «demoniza al trabajador que va a los tribunales, buscando cercenarlo e impedir su derecho».

«Lo que hay que trabajar es para evitar los accidentes y las enfermedades», manifestó, al tiempo que insistió en que «no hay seguridad de que en tres meses el Congreso va a sancionar una ley» en ese sentido.

En la misma linea se pronunció el massista Facundo Moyano, quien dijo que «esta ley muestra el orden de prioridades del gobierno, porque proponen este tema antes que algo que hable de prevención».

Héctor Recalde, quien rechazó el proyecto, arremetió: «Se está violando la institucionalidad y la seguridad jurídica. Esta ley va a ser declarada inconstitucional, ¿pero cuándo? ¿Después de cuántas muertes?».

Compartinos: