Semana de vetos

El jefe de Gobierno porteño vetó leyes sancionadas por la Legislatura, algunas de su propio bloque.

Impulsada por el legislador macrista Jorge Garayalde, se aprobó a principios de diciembre de 2013 una ley que regula la venta de anteojos sólo en casas de ópticas en la Ciudad y locales afines habilitados como correctores,  protectores y/o filtrantes o solares, terapéuticos y todo elemento que se interponga en el campo visual.

“Es un deber del estado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires proteger la salud visual de los ciudadanos”, manifestó Garayalde al presentar su proyecto de ley.

Sin embargo, Macri vetó la norma porque “es imprecisa al describir los supuestos alcanzados, no define con exactitud la extensión de la expresión ‘anteojos legítimos’” y  “adolece certidumbre, especificación concreta del tipo legal exigible con su mecanismo de aplicación”.

Otro legislador del PRO, Daniel Lipovetzky, impulsó la ley para que todo establecimiento privado con atención al público y restaurantes, confiterías, bares, pubs de más de cincuenta metros cuadrados de superficie, dentro de la Ciudad, tengan asientos aptos para personas obesas, sin ser oneroso para los mismos.

“Además de padecimientos físicos, estas personas sufren ciertos estigmas sociales por discriminación constante de una sociedad que mira hacia otro lado, que sólo se preocupa por fijar estereotipos, desatendiendo las necesidades de los que no se ajustan a aquellos. Desde el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, además de buscar el método adecuado para la prevención y tratamiento de la obesidad, se debe procurar que desenvuelvan sus actividades cotidianas de una manera normal, sin que la obesidad constituya un obstáculo”, sostuvo el legislador.

Esta ley también fue vetada por el Jefe de Gobierno, al considerar: “la medida no resulta adecuadamente inclusiva” y  “es imprecisa al definir qué establecimientos quedarían alcanzados, al no determinar con claridad si el parámetro objetivo -superficie mínima- adoptado como condicionante de su exigibilidad se aplica a ‘todo establecimiento privado con atención al público’ o sólo a aquellos con actividades gastronómicas”.

Finalmente, se notificó esta semana también el veto a la proyecto de Ley N° 4.814, sancionado por la Legislatura en su sesión del cinco de diciembre de 2013, para condonar “la deuda en concepto de contribuciones por Alumbrado, Barrido y Limpieza, Territorial y de Pavimentos y Aceras y Ley 23.514, que mantiene la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en liquidación  (CASSABA en liquidación).

Deja una respuesta