Senado| Alza de la participación femenina en eventos musicales tras la sanción de una ley de cupo

La senadora Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos-Mendoza) destacó hoy el aumento de la participación femenina en eventos musicales en vivo en el país observado en los últimos tres años tras la sanción de una ley de cupo para el sector, pero afirmó que «hay que seguir trabajando para mejorar las condiciones de acceso a oportunidades laborales en la industria de la cultura».

De acuerdo a un informe del Instituto Nacional de la Música (INAMU), a partir de un proyecto de ley de autoría de Fernández Sagasti que establece un cupo del 30 por ciento para mujeres en eventos musicales, la participación femenina aumentó un 17,26 por ciento desde que se aprobó esa iniciativa.

«En los años 2017 o 2018 la participación femenina representaba solo el 13,29%. En tanto, para el período 2021 y 2022 trepó al 30,55%», indica el informe difundido hoy.

Fernández Sagasti expresó que «generar números concretos que visibilizaran la escasa presencia de mujeres en los escenarios fue un puntapié, pero hay que seguir trabajando para mejorar las condiciones de acceso a oportunidades laborales en la industria de la cultura y ampliarlo a todas las ámbitos de trabajo en la música».

El tercer informe del Observatorio de la Música Argentina efectúa un recorrido histórico de la sanción de la ley 27.539 impulsada por la legisladora del oficialismo, en el que se trabajó con agrupaciones de artistas a nivel federal, desde la mesa de trabajo «XMásMúsicasMujeresEnVivo».

La norma establece un cupo de al menos 30 por ciento de solistas y/o agrupaciones musicales de mujeres y personas de otras identidades de género autopercibidas y/o agrupaciones mixtas para los eventos donde haya tres o más artistas convocados.

El Observatorio del INAMU evaluó comparativamente la programación de las grillas de 47 festivales relevados en 2018 en sus ediciones actuales pospandemia.

«Es importante resaltar el cambio cultural que se dio entre la sanción de la norma y lo que venía sucediendo», destaca.

El informe expresa que «la escasa presencia de mujeres en los principales escenarios del país, para buena parte de la sociedad no era percibida como una forma de discriminación de género y la difusión de números y porcentajes de participación en festivales provocaron una sensibilización y toma de conciencia social clave», añade.