Senado: Aprueban convenios sobre el Estatuto de Roma y prevención de contaminación de buques

El Senado aprobó por unanimidad y giró a Diputados un convenio que enmienda el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional sobre la prohibición de la utilización de armas no convencionales, y un proyecto para prevenir la contaminación derivada de buques, durante la primera sesión ordinaria del año que condujo la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma.

El senador del Frente de Todos y ex canciller Jorge Taiana destacó «el largo esfuerzo institucional de Naciones Unidas para establecer crímenes internacionales» como el genocidio, y los crímenes de lesa humanidad, de guerra y de agresión.

Taiana explicó que en este acuerdo se amplían los tipos de armas como los que lesionan el cuerpo humano con fragmentos no detectables por rayos x, los que utilizan agentes biológicos o toxinas y los que utilizan armas láser para enceguecer a las personas.

Además declaró que «el Estatuto de Roma se alcanzó en 1998 luego de varios años y muchas discusiones» para «tipificar estos delitos y crear la Corte Penal Internacional, que juzga a responsables individuales de algunos de estos crímenes».

El senador sostuvo que «buena parte de las grandes potencias no lo han ratificado» pero ponderó el hecho de que Argentina adhiera a su modificación junto con más de un centenar de otros países.

La enmienda al Estatuto de Roma fue firmada por Argentina en la ciudad de Nueva York, en diciembre de 2017, durante el gobierno de Cambiemos.

La corrección que ahora fue aprobada amplía el ámbito de aplicación material de las conductas que constituyen crímenes de guerra al agregar a la lista de estos delitos, establecidos en el artículo 8 del Estatuto, el empleo de armas que lesionan mediante fragmentos no detectables con rayos X, las que utilicen agentes microbianos u otros agentes biológicos o toxinas y las armas láser cegadoras.

  • Por otro lado, el Senado también aprobó, y giró a la Cámara baja, un protocolo de 1997 que modifica el Convenio internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques.

El convenio original fue firmado en 1973, modificado en 1978 y adoptado mundialmente en una conferencia que se llevó a cabo en Londres en 1997.

Lo que procura el protocolo es establecer normas sobre la prevención de la contaminación atmosférica originada en la navegación comercial, incorporando estrictas normas que restrinjan en el mayor grado posible la generación de gases y vapores.

Taiana sostuvo sobre esta propuesta toma en cuenta no solo la contaminación en el agua sino a las emisiones atmosféricas que provienen de los buques, y es aplicable a la navegación comercial para restringir generación de gases y vapores.

Taiana consideró que es «urgente» aprobar esta modificación y especificó que sobre el combustible se establecen una serie de límites al contenido de azufre.

Además, el legislador destacó que los países que se adhieren a este anexo tienen «alguna ventaja» en la recepción de buques y señaló que Argentina «estaba en desventaja» al no suscribir a estos requisitos ya que le impedía supervisar a las embarcaciones de nuestros puertos.

Deja una respuesta