El Frente de Todos firmó este miércoles por la noche el dictamen favorable para el proyecto de ley que busca limitar el régimen de jubilaciones de privilegio que alcanza a jueces, fiscales y diplomáticos.

Por su parte, la oposición expresó que «compartía el espíritu» de la modificación al régimen de las jubilaciones de privilegio, pero adelantó que rubricaría un dictamen en minoría, con pedidos de cambios en algunos artículos.

Las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda se reunieron pasadas las 17 para analizar el proyecto que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados. Al encuentro concurrieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el titular de la Ansés, Alejandro Vanoli; el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la Asociación Profesional del Servicio Exterior de la Nación (Apsen), entre otros invitados.

En la apertura del plenario, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, argumentó que el objetivo del Gobierno es «reforzar el carácter solidario y redistributivo del sistema previsional» y aclaró, ante cuestionamientos de la oposición, que no busca «expulsar jueces».

«La verdad es que se trata de una reforma prudente y si esto provoca un éxodo nos preocupa. Es un exceso de sensibilidad», opinó el funcionario.

El Interbloque de Cambiemos adelantó que firmaría un dictamen en minoría al entender que, si bien compartía «el espíritu» de la ley, no avalaba que la reforma se haga «a toda velocidad y a los empujones» y marcó «errores» de la norma aprobada en Diputados.

Para el jefe de los senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, «hay un núcleo de coincidencias» con la propuesta del oficialismo, pero advirtió que «en lo esencial no cambia nada más que el sistema de actualización de remuneraciones», y recriminó que puede provocar «un vaciamiento» del Poder Judicial.

Al término de la discusión, el senador Lovera opinó, no obstante, que esperaba que la oposición «acompañe en general» el proyecto durante el tratamiento en el recinto el próximo jueves.

En el plenario de comisiones, tanto la oposición como los representantes de asociaciones de jueces y fiscales y de la oposición cuestionaron específicamente la derogación de incisos del artículo 16 de la ley que permite que magistrados jubilados puedan cubrir vacantes en tribunales.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, mantuvo durante el debate un picante intercambio con senadores de la oposición cuando les recriminó su falta de acompañamiento y que «no entiendan» que «hicieron mierda el país», lo que le valió un pedido de prudencia del senador del PRO, Esteban Bullrich.

Durante el plenario expuso, además de Moroni, el secretario de Seguridad Social Luis Bulit Goñi, que calificó a la iniciativa del Gobierno como «un primer paso como para descomprimir una situación de falta de solidaridad cuando vemos que el 5% de los jubilados se lleva el 25% de los fondos» del sistema.

El director de la Anses, Alejandro Vanoli, otro de los expositores en el plenario, consideró que «es difícil justificar que se paguen jubilaciones de 280 mil pesos cuando las mínimas están en 20 mil» y pidió «enmarcar» la discusión por las jubilaciones de privilegio en una situación «más general» que afecta al país.

«Hubo un aumento significativo del déficit de Anses que pasó en 2016 de un superávit de 11.800 millones de pesos a un déficit en 2019 de 136 mil millones de pesos, cifra algo superior a la de 2018», precisó.

El secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, Julio Piumato, declaró por su parte que el sector que representa «hace tiempo» planteó «la necesidad de que haya un solo sistema», pero pidió que «se respete el sentido de los regímenes especiales».

El texto del Gobierno establece una nueva fórmula para calcular el haber inicial que hoy es del 82% del último sueldo y que en el futuro se hará en base al promedio de los últimas 120 remuneraciones al valor actualizado.

Además, aumenta en forma gradual a 65 años la edad para acceder en el caso de los hombres al beneficio jubilatorio, pero mantiene en 60 años la opción para las mujeres.

Para acceder a este régimen deberán haber trabajado 10 años seguidos en el Poder Judicial o 15 años en forma interrumpida de los 30 años que deberán haber aportado al sistema jubilatorio.

Compartinos: