La jueza federal María Romilda Servini archivó la denuncia contra el senador y excandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, por supuesta «intimidación pública» a raíz de declaraciones a la prensa vinculadas al narcotráfico en un asentamiento del Bajo Flores.

«La verdad habría que dinamitar todo, que todo vuele por el aire», había dicho Pichetto el 3 de octubre pasado en una entrevista con la Escuela de Comunicación de Perfil Educación en alusión a quienes venden droga en la villa 1-11-14; esta declaración le valió una denuncia penal.

La jueza Servini determinó el archivo tras señalar que el fiscal Guillermo Marijuan había dictaminado por desestimar la denuncia porque «carece de relevancia jurídico penal», según se informó la semana pasada.

«Frente a la solicitud de desestimación de denuncia por inexistencia de delito formulada por el titular de la acción, y ante la ausencia de una parte legitimada que continúe con el impulso de la acción penal, habré de disponer el archivo de estas actuaciones por no poder proceder», sostuvo la jueza Servini en su fallo de hoy.

En su dictamen, Marijuan había sostenido que «difícilmente las expresiones de Pichetto -aún teniendo en cuenta su calidad de funcionario público- podrían promover inmediatamente alguna reacción contraria a la ley pues, el instigador, debe tener entre sus finalidades la de influir sobre la mente del público».

El representante del ministerio público fiscal había señalado, además: «La instigación debe ser razonablemente seria» como para que «alguien recoja la idea y que pase a la acción, todo lo cual además de requerir un dolo directo».

«Es precisamente frente a expresiones que resultan irritantes, inquietantes, provocativas al punto incluso de considerarlas revulsivas, cuando la sociedad democrática pone a prueba su tolerancia y pluralismo «, había remarcado el fiscal en un dictamen en el que hizo referencia a la «libertad de expresión».

Ante esto, «y si bien esta fiscalía puede hacer un juicio crítico de los dichos del funcionario, debe dejarse de lado una reacción punitiva a su respecto pues las expresiones denunciadas en auto no son constituitivas de delito, en punto a que las mismas no reúnen los elementos normativos exigidos», había señalado el fiscal.

La declaración completa de Pichetto había sido: «En una villa de acá, la 1-11-4 había dos colas, una que manejaba el narcotráfico paraguayo (para no ponerle calificación de nacionalidades por que después se enojan conmigo), una nacionalidad determinada que tiene vinculaciones con la marihuana, hacía la cola de venta de marihuana y otros muchachos también de afuera del país que han venido a este país tan generoso vendían cocaína, dos colas».

En ese contexto, había dicho: «Todo esto fue tomado por un dron, después entró la Gendarmería, la verdad, habría que dinamitar todo, que todo vuele por el aire.»

Compartinos: