El senador Guillermo Snopek dijo que el gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, «usa la justicia jujeña como herramienta de disciplinamiento político», defendió su proyecto que pide la intervención del Poder Judicial provincial y negó que su intención sea liberar a la dirigente Milagro Sala, detenida por diferentes causas.

«Lo vengo planteando hace más de dos años como proyecto«, aseguró Snopek, que relató que no tuvo eco en Jujuy con su planteo y por eso llegó al Senado nacional, para que «haya un análisis y un debate del tema«.

«Yo presenté la intervención del Poder Judicial, no la liberación de Milagro Sala«, aclaró el senador del peronismo jujeño en diálogo con Radio Mitre y consideró que otra lectura sería «simplificar» su pedido y su proyecto.

Consultado además sobre la relación familiar que lo une a Morales (su hermana Tulia Snopek está casada en segundas nupcias con el gobernador radical) pidió «no mezclar» los temas y explicó que «hace más de dos años» que no tiene diálogo con su cuñado.

«He querido agotar el tema en mi provincia. En el Superior Tribunal, en la Legislatura de Jujuy, donde ni siquiera se le dio estado parlamentario«, se lamentó.

En ese marco, denunció que Morales «modificó» diferentes órganos judiciales para incluir gente que le responde, dijo que «hace más de tres años removieron al Defensor del Pueblo que era opositor» y se quejó especialmente de su cooptación de dirigentes.

«Los diputados que integraban el Frente Jujuy (opositor) se sacaban fotos con Morales y los intendentes que lo criticaban a viva voz, hoy son funcionarios de él«, apuntó.

Compartinos: