Un día como hoy, 1 año atrás: Tagliaferro denunció penalmente por malversación a Sabbatella y Ghi

Ramiro Tagliaferro, Intendente de Morón y esposo de la Gobernadora María Eugenia Vidal, presentó una denuncia penal contra los ex jefes comunales de ese distrito, Martín Sabbatella y Lucas Ghi por serias irregularidades de los fondos del Plan Sumar, destinado a mujeres y niños sin obra social.

De acuerdo a la presentación judicial, «durante los últimos 8 años, en las gestiones de Sabbatella y Ghi, el 70% de los mismos fueron destinados a contratos de empleados administrativos, y no en insumos hospitalarios y equipamiento para las salas de atención primaria».

Textualmente la denuncia habla de «probable comisión de los delitos de malversación de fondos públicos, defraudación en perjuicio del Estado Nacional, falsedad ideológica de documentos públicos y falsificación de documentos públicos y privados tipificados en el Código Penal de la Nacional».

Entre los hechos descriptos, Tagliaferro remarca que «la documentación a la que he podido acceder y obrante en el Municipio de Morón, así como el relato acerca de los modos en los que se han administrado y dispuesto los mencionados fondos de afectación especifica me llevan a la sospecha fundada acerca de la posible malversación de tales fondos mediante la violación y modificación de los destinos específicos que dichos fondos debían tener como resultado de la aplicación del plexo normativo contenido en el Convenio».

«Más aún, existe evidencia que corrobora que habiendo utilizado dichos fondos en fines prohibidos por las normas y distintos a los previstos se habría procedido a adulterar el contenido documental respaldatorio utilizado para efectuar la rendición de cuentas de los fondos recibidos, como modo de encubrir la conducta malversatoria antes referida y engañar al Estado Nacional para seguir recibiendo estos fondos federales», añade el texto de la denuncia.

Según lo expuesto por Tagliaferro, se utilizaron fondos para el pago de salarios a personal no afectado al área de Salud, en abierta infracción al destino regular de los fondos. Por otra parte se consignaban como erogados en incentivos montos de dinero que nunca se utilizaron en tal concepto ni fueron recibidos por sus supuestos beneficiarios, empleados del Hospital de Morón.

Además se ordenaba el pago de salarios a destajistas con esos fondos especificos en violación del convenio y a tal efecto se disponía la transferencia de recursos de la cuenta bancaria en la que obraban dichos fondos, a otras cuentas bancarias del Banco de la Provincia de Buenos Aires o al propio Municipio de Morón.

También se denunció que utilizaban reiteradas veces las mismas facturas de servicios o compra de insumos para distintas rendiciones de cuentas, mediante la alteración del número de las mismas, para «conciliar» la rendición de los montos requerida por el Plan con el consolidado de movimientos bancarios que revelan la realidad de los movimientos financieros.

Deja una respuesta