Tras la remoción de jueces, la oposición mostró su preocupación por la agenda de CFK en el Senado

Con 41 votos afirmativos y ninguno en contra, el oficialismo en el Senado aprobó la remoción de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi y del juez Germán Castelli, que investigan causas de corrupción que involucran a la vicepresidenta Cristina Kirchner y tras la decisión, la oposición mostró su «preocupación» por la agenda que según Juntos por el Cambio, CFK quiere implementar en la cámara alta y que le asegura «su impunidad».

Juntos por el Cambio no participó de la sesión porque consideró que esa discusión no condice con la agenda de emergencia sanitaria que corresponde por la pandemia del coronavirus que atraviesa el país, sin embargo, legisladores como Martín Lousteau advirtieron que la sesión se realizó únicamente «para remover a tres jueces que investigan a Cristina».

«Esto no es la agenda de la sociedad«, disparó Lousteau, y continuó: «Acá vinimos a tratar un tema que le incumbe solamente a la presidenta de este cuerpo: remover a tres jueces que la investigan».

Luego de la decisión de los senadores oficialistas, otro que se mostró en contra de la medida fue el diputado nacional de Juntos por el Cambio Juan Manuel López, que al respecto opinó:

«Mientras la sociedad argentina está con angustia e incertidumbre por la economía, Cristina, en el Senado, destituye ilegalmente a los jueces de cámara que intervinieron en sus causas».

Y siguió: «Va a plantear nulidades y quedará impune de todo. Se nos ríe en la cara».

También mostró su descontento el diputado nacional Luis Petri, que tras la votación unánime del Frente de Todos en la cámara de Senadores, dijo al respecto:

«Sin prisa pero sin pausa, el plan de impunidad continúa su marcha a paso firme, hoy en un nuevo capítulo el Senado aprobó la remoción de 3 jueces que investigaban a Cristina Kirchner. La Corte debe rápidamente intervenir para garantizar la Justicia y su independencia», lamentó Luis Petri.

Por otro lado, y ya fuera de la órbita del Congreso Nacional, quien también salió con los tapones de punta tras la sesión convocada por la expresidenta de la nación, fue la presidenta del PRO, Patricia Bullrich:

«Cristina Kirchner volvió a convertir al Senado en una mesa servida para la impunidad de sus causas. Bertuzzi, Bruglia y Castelli son los jueces naturales de esas causas y cuentan con el respaldo de millones de argentinos que reclamamos respeto y división de los poderes», disparó la líder de la oposición.

Esta sesión del Senado fue posible luego de que la Corte Suprema de Justicia rechazara resolver de manera urgente el pedido de los camaristas Bertuzzi y Bruglia, que habían pedido su «inmediata intervención» ante la posibilidad de ser removidos. El máximo tribunal dijo que tiene presente su solicitud, pero que esperaría a conocer el resultado de la sesión en el Senado para expedirse al respecto. Ahora, el foco de atención volvió a estar sobre el accionar de la Corte.

Tras la aprobación de su remoción por parte de la Cámara alta, el presidente Alberto Fernández deberá determinar su regreso a los tribunales de origen, pero una decisión de la Corte podría cambiarlo todo.

Deja una respuesta