Tras los dichos del Senador Caserio, el Gobierno salió a aclarar que sí habrá ajuste en la clase política

El senador Carlos Caserio quedó envuelto en un escándalo que indignó a más de uno. Y es que cuando fue consultado sobre cuál sería el esfuerzo que realizaría la clase política, el senador del Frente de Todos alegó que ninguno, ya que según su criterio, la clase política solo «dictaba normas».

Sus dichos se dieron el fin de semana, cuando el senado debatía el megaproyecto económico que finalmente se convirtió en Ley el sábado a la madrugada.

Mientras en la Cámara Alta se debatía el megaproyecto de emergencia económica que finalmente fue aprobada el sábado en el Senado, el senador del Frente de Todos Carlos Caserio arrojó una polémica frase para referirse a la falta de ajustes en el Estado y la clase política. Sus dichos generaron revuelo en algunos sectores de la sociedad y el Gobierno tuvo que salir a arreglarlo asegurando que sí habrá un ajuste en el gasto político.

En ese sentido, Caserio aseguró que la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva es una herramienta necesaria para afrontar la situación del país y ayudar a “ese 50% de la población vulnerable que no tiene para comer” y agregó que “lógicamente hacer un esfuerzo es un problema, pero es el único modo”.

Fue entonces que, consultado sobre por qué ese esfuerzo no llega también por parte de la clase política, el senador dejó clara su postura.

“No me parece serio. Yo trabajo para venir acá, no es que me regalan el sueldo. Me parece que hablar del esfuerzo de la clase política es no entender al Estado. La clase política no es un elemento fundacional o productivo del país”, arrojó. Y, afirmando su postura, continuó: “La clase política no es la que hace esfuerzos, la clase política dicta normas y gobierna del modo que le parece que es el más adecuado”.

Sus dichos irritaron a los sectores más afectados con los nuevos ajustes e impuestos que estableció el Gobierno en dicha Ley, y tanta fue la revolución en redes y medio de comunicación, que el Gobierno tuvo que salir a enmendar los dichos de Caserio.

Quien salió a enmendar sus indignantes dichos fue el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que aseguró que habrá un ajuste en el gasto político.

«También tiene que haber un ajuste en el gasto político y eso se está haciendo», dijo el jefe de Gabinete en diálogo a CNN radio, en las que detalló que el Poder Ejecutivo está preparando «normativas administrativas para acotar el número de asesores y de autos oficiales, por ejemplo, para ajustar ahí”.

Por otro lado, destacó la sanción de la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que el Senado convirtió esta madrugada en ley, y remarcó que ahora el Gobierno tiene “más facultades para ordenar”, al tiempo que señaló que hay “un paquete de medidas para resolver y generar alivio” que apunta a “los que menos tienen”.

Sobre las jubilaciones de privilegio, Cafiero sostuvo que «el Poder Judicial y el cuerpo diplomático tienen las jubilaciones más altas de la Argentina, con una diferencia con la mínima altísima, y por eso queremos que se discutan».

En relación a las jubilaciones de privilegio que cobran los ex presidentes, el jefe de Gabinete aseveró que primero «hay que ver cuántos son» los que las perciben y luego aclaró que, de todos modos, «es un monto muy inferior a lo que cobra un juez de la Corte Suprema: 4 o 5 veces más que un Presidente».

Finalmente, en relación al dólar, el jefe de Gabinete de ministros dijo que para el Gobierno «el valor en este momento está bien», y ratificó que el impuesto a las compras en moneda estadounidense, que agrega un 30% a la cotización, se debe a que se “necesita cuidar nuestros dólares”, entre otras cosas, “para importar y mejorar el perfil exportador”.

“Nos dejaron un Banco Central complicado. La medida puede ser antipática. Afecta a los que viajan, pero necesitamos un esfuerzo y queremos favorecer el turismo local”, concluyó.

Deja una respuesta