La diputada nacional del Frente Renovador, Mirta Tundis (Buenos Aires), se refirió a su participación en la campaña del Frente de Todos y su compromiso con la candidatura del ex jefe de gabinete. «Hoy no estoy con Cristina» Fernández de Kirchner, la precandidata a vicepresidenta, sino con Sergio Massa, y acompañando en estos momentos a Alberto Fernández en un espacio de coalición donde las distintas fuerzas se unieron para sacar el país adelante», dijo.

Tundis afirmó que no esta «al lado de Cristina»que «nunca la nombra». La diputada explico que su lugar es «al lado de Sergio Massa», y agregó: «Estoy con Alberto Fernández pero no estoy con Cristina, y el que va a mandar es Alberto».

«Somos un espacio de coalición, algo que funciona en distintas partes del mundo, en donde las distintas fuerzas se unen para sacar al país adelante», dijo la diputada en declaraciones radiales y advirtió: «no vamos a tratar nada que tenga que ver con el pasado, ni yo, ni Sergio Massa ni el Frente Renovador avalará ningún acto de corrupción».

Y cargó contra el precandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, ya que «fue él quien no quiso tratar la ley de Imprescriptibilidad» de los delitos de corrupción, «y quien no quiso tratar el desafuero de Cristina; y está con (Mauricio) Macri».

«Nosotros queremos un país claro y no corrupto, y el que tenga que ir preso que vaya preso, sea de cualquier partido, incluso del Frente Renovador, porque si alguien se corrompe la verdad es que no puede estar adentro de la política», sostuvo Tundis.

«Yo estoy al lado de Sergio Massa y acompañando en estos momentos a Alberto Fernández, que día a día me está demostrando que es él quien va a mandar; y si en algún momento veo que no es él quien manda, yo tengo dos años más de mandato pero no tengo la obligación de estar en la política», dijo la diputada.

«Mi vida no pasa por la política, yo no me quiero atornillar en una banca: quiero ayudar a los jubilados que es lo que vine a hacer adentro de la política», puntualizó Tundis y aseguró: «no lo pude hacer durante estos casi cinco años, porque me vapulearon tanto la gestión anterior como este gobierno. No quisieron tratar ninguno de mis proyectos. Espero que Alberto Fernández los trate; y si no me iré a mi casa, yo no vivo de la política», finalizó.

Compartinos: