La diputada Mirta Tundis, el pasado 4 de abril del corriente, presentó en la Cámara baja un proyecto de ley para la creación de un fondo destinado a trabajadores desocupados de más de 50 años de edad que no cobren ningún beneficio y cuenten con 20 años de aportes.

A diferencia de los beneficiarios del Sistema Previsional Argentino (SIPA), el universo al que se destinarán los créditos llamados TMD no tiene una cuenta bancaria asignada al cobro de una jubilación o pensión. Por lo tanto, quienes deseen obtener esta facilidad crediticia deberán denunciar una cuenta y comprometerse a abonar el monto de mensual de devolución.

Por este motivo y con el objetivo de proteger las arcas del Estado argentino, especialmente del sistema previsional, el límite de dinero que podría obtenerse en virtud de esta línea crediticia sería equivalente al más bajo de los créditos Argenta: el de los beneficiarios de la PUAM (pensión universal al adulto mayor).

El proyecto fue derivado a las comisiones de Finanzas y Presupuesto y Hacienda para su correspondiente tratamiento.

Compartinos: