Un informe califica como “negativa” la tarea de control del Congreso

Diputado Nacional Julián Obligio
Diputado Nacional Julián Obligio

La Fundación Nuevas Generaciones que dirige el diputado Julián Obligio (Pro – CABA) presentó hoy la segunda edición de su informe “Indicadores de Control Legislativo”, en el que se evalúa el funcionamiento de las facultades de control que tiene el Congreso de la Nación sobre los actos del Poder Ejecutivo. Las mediciones incluyen el período comprendido desde el 2003 hasta el 2012 inclusive.

Desde comienzos del período parlamentario 2003 hasta diciembre del 2012 se han presentado en la Cámara baja 9657 pedidos de informes, de ellos sólo 1652 fueron aprobados por el plenario de Diputados. Esto implica que solamente se aprobó el 17,1 % de los pedidos de informes presentados, una cifra todavía peor al escaso 17,5 % que arrojó la edición 2012 del informe.

El Congreso de la Nación tiene dos funciones muy específicas: legislar y controlar al Poder Ejecutivo, al respecto, Obiglio consideró que “en calidad institucional, los diputados sólo podemos hablar de una década perdida en la que se ha degradado totalmente las funciones del Congreso”.

Si tenemos en cuenta los últimos dos años que se analizan en el informe, de la totalidad de pedidos de informes presentados durante 2011 solamente 5, es decir el 0,6% obtuvieron respuesta. Mientras que en 2012 el número bajó a 3 respuestas, es decir el 0,2%.

El año con mayor porcentaje de pedidos de informes aprobados por el Congreso es el 2004, donde se alcanzó un 41,2% de aprobaciones por sobre el total de los presentados.

Por el contrario, el trabajo de la Fundación Nuevas Generaciones, señala que el año de peores resultados fue 2009, en el que solamente se alcanzó la aprobación del 5,5% de los informes presentados. Donde la mayoría correspondía al Frente para la Victoria.

Que un pedido de informe resulte aprobado no indica que el ejecutivo responda. En este sentido, de un total de 1652 pedidos que fueron aprobados entre 2003 y 2012, solamente fueron respondidos 1064, es decir que más del 40 % permanecen sin respuesta.

Para el legislador del Pro año tras años el gobierno “denigra” un poco más las funciones del Poder legislativo y resaltó que el problema no es sólo la falta de respuesta del Ejecutivo, sino también que las respuestas, cuando llegan, lo hagan en plazos razonables. “La mayoría de los pedidos de informes que resultan aprobados son contestados recién al año siguiente a su presentación”, comentó Obligio.

Entre los temas más recurrentes por los que los representantes del Congreso Nacional envían pedidos de informe se encuentras los referidos a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, a la detención de la Fragata Libertad en Ghana, al alcance del Proyecto “X” o el servicio que brinda el PAMI, entre otros.

Deja una respuesta