Una cautelar para frenar el traspaso de la ex ESMA

Los legisladores porteños del Frente Amplio UNEN Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto presentaron un recurso de amparo para frenar el traspaso de Ciudad a Nación de cinco centros de detención durante la última dictadura, entre ellos el predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (Esma).

La presentación fue realizada para pedir «una medida cautelar dado la clara inconstitucionalidad de la transferencia de todos los centros de detención clandestinos realizado sancionado ayer por la Legislatura porteña como resultado de un acuerdo entre PRO y Frente para la Victoria», según se informó en comunicado de prensa.

«La sentencia de amparo deberá declarar la nulidad e inconstitucionalidad de los artículos», reclamaron Ferraro, Oliveto y Sanchez Andía.

«Según el propio texto constitucional local la celebración de un convenio interjurisdiccional con el Estado Nacional y/o alguna de las provincias que componen el territorio de la nación constituye un acto complejo porque intervienen dos poderes del Estado local (Ejecutivo y Legislativo)», advierten los legisladores.

Además, agregan: «según el artículo 104 inciso 3 de la Constitución de la ciudad de Buenos Aires el Poder Ejecutivo posee la facultad de concluir y firmar los tratados, convenios y acuerdos internacionales e interjurisdiccionales, previendo in fine que proceda con aprobación de la Legislatura».

Los diputados también pidieron «la habilitación de días y horas inhábiles para que se resuelva a la mayor brevedad posible por las razones invocadas».

Para los legisladores porteños se hizo «de forma manifiestamente ilegal y arbitraria el procedimiento para la celebración de convenios (…) para la disposición de bienes inmuebles de la Ciudad y toda concesión, permiso de uso o constitución de cualquier derecho sobre inmuebles del dominio público de la Ciudad por más de cinco años», entre otros puntos.

Dos legisladores K contra el traspaso

Gabriela Cerruti y Pablo Ferreyra no votaron el proyecto acordado por el Pro y el kirchnerismo para aprobar la cesión de la Ciudad a la Nación de cinco ex centros clandestinos de detención, y disolución del Instituto Espacio para la Memoria (IEM).

«Trabajamos desde hace veinte años en la ciudad para generar políticas de memoria autónomas y autárquicas. Las políticas tienen que trascender los gobiernos, ser dialogadas y formar parte de la identidad de los porteños. Hay que ser coherentes. No hay que depender de ningún gobierno y defendí lo mismo de siempre», expresó Cerruti.

Además, aclaró que el líder de su partido, Nuevo Encuentro, sabía su decisión: «Lo hablé con [Martín] Sabbatella y respeta que  vote así», aseguró la legisladora.

Sobre las críticas que recibió el pacto entre el kirchnerismo y Pro, Cerruti opinó: «Fue un acuerdo entre dos Estados y las fuerzas que los gobiernos tienen [en la Legislatura]», añadió.

«Obligaremos a Macri cumplir con la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. No se puede desentender del tema. Es como hacer política pública pensando en el gobierno en ese momento. No sabemos si el año que viene habrá un gobierno [nacional] al que le importe», concluyó.

Por su parte, Pablo Ferreyra declaró mediante un comunicado que, si bien apoya el traspaso de los sitios de memoria a la órbita nacional, la Izquierda Popular (IP) «rechaza cualquier proyecto de disolución del Instituto Espacio para la Memoria (IEM)».

«Desde la asunción de Néstor Kirchner en 2003, el gobierno nacional llevó adelante una decidida política en materia de memoria, verdad y justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el Terrorismo de Estado», consideró. Pero recordó: «El IEM fue el resultado de décadas de lucha del movimiento de derechos humanos. Su carácter autárquico y autónomo, con la integración de su Consejo Directivo por personalidades de reconocida trayectoria en la lucha por los derechos humanos, lo constituyeron en un valioso ámbito para el diseño e implementación de políticas de memoria entre 1976 y 1983».

El proyecto establece que la Ciudad de Buenos Aires cederá a la Nación por 30 años el usufructo del predio de la ex ESMA y ex centros Virrey Cevallos, Atlético, Olimpo y Automotores Orletti.

 

Deja una respuesta