El momento más tenso del discurso no paso por el contenido de las palabras del presidente, aunque hubo pasajes de fuerte contenido político y enfrentamiento con la oposición, la diputada nacional “electa” de Cambiemos por la Ciudad de Buenos Aires como ella misma se califica, Joana Picetti, irrumpió en el recinto de la Cámara de Diputados para exigir su banca.

En el momento en que el presidente Mauricio Macri se disponía a mencionar los casos de violencia de género que sacuden la realidad de las mujeres, Joana Picetti, arremetió a los gritos desde uno de los pasillos del recinto de Diputados. Cuando la vicepresidenta Gabriela Michetti llamó al silencio, respondió: “Soy diputada electa”.

Picetti no pudo asumir su banca tras ser electa en la lista de Cambiemos de la Ciudad de Buenos Aires por una denuncia de violencia familiar. El propio bloque oficialista impugno su jura como legisladora.

Cuando terminó la Asamblea Legislativa, conversó con los periodistas en el Salón de Pasos Perdidos confirmando que entró por su propia voluntad y sin ayuda. Asi mismo, aseguró que su caso se encuentra en al Corte Suprema, ratificó su inocencia y advirtió que seguirá peleando por ocupar la banca “que le corresponde”.

Compartinos: