Una zona que no sufre el cambio climático: conoce la burbuja de agua fría en el Atlántico Norte

Debido a la crisis sanitaria que se vive a nivel global a causa del Covid-19, millones de personas se encuentran recluidas en sus hogares, permitiendo así que la tierra tome un respiro.Sin embargo, el tiempo que ha durado la cuarentena a causa del nuevo coronavirus no es suficiente para contrarrestar las afectaciones que el ser humano ha causado al planeta, entre ellas: el calentamiento global.

Mientras el planeta se calienta de manera desmedida, una región del Atlántico norte desafía el calentamiento.

Esto ha causado el asombro de especialistas alrededor del mundo, pues se trata de una notoria anomalía de la temperatura en el agua a la superficie del mar, por lo que las cámaras la detectan fácilmente como una mancha azul relativamente grande en pleno Atlántico norte.

La burbuja de agua fría

Esta zona que siempre permanece fría logra distinguirse aún más debido a que se encuentra  rodeada de colores mucho más cálidos debido a las temperaturas del agua generadas por el calentamiento global.

Mapa de cambios observados en la temperatura global de la superficie para 1901-2012, del registro de temperatura del Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales. El punto más azul claro es la Burbuja de agua fría. Fuente: IPCC AR5 WG1

Cada vez más fría 

Esta intrigante región de temperaturas frías de la superficie del mar al sur de Groenlandia, también es conocida comoThe Cold Blob, y a pesar de que la temperatura media global ha aumentado de media 1oeste último siglo, esta zona ha ido contra corriente y se ha enfriado cerca de 0.9oC. 

Desafía el cambio climático ¿por qué?

Una de las grandes incógnitas con respecto a esta zona es el factor que hace que haya agua bastante más fría de la media habitual en este particular rincón del océano.

De acuerdo con un reciente estudio publicado por meteorólogos del Instituto Max Plank en Alemania, este fenómeno sugiere que el enfriamiento de la superficie del mar, actúa para crear más nubes bajas de tipo estrato, lo que a su vez, reduce la radiación solar entrante y enfría aún más la superficie.

La zona donde está la Burbuja de agua fría. Foto Twitter: picazomario

Además,un segundo estudio reveló que, si bien el Atlántico norte está recibiendo menos calor de los trópicos, y pierde más calor en el Ártico, esto debido a que en parte al fortalecimiento del llamado giro subpolar, una corriente que redistribuye el calor horizontalmente a lo largo del Atlántico norte.

A pesar de los diversos hallazgos entorno a este fenómeno, las investigaciones continúan debido a la rareza de esa zona en el océano.

La zona donde está la Burbuja de agua fría. Foto Twitter: picazomario

Además,un segundo estudio reveló que, si bien el Atlántico norte está recibiendo menos calor de los trópicos, y pierde más calor en el Ártico, esto debido a que en parte al fortalecimiento del llamado giro subpolar, una corriente que redistribuye el calor horizontalmente a lo largo del Atlántico norte.

A pesar de los diversos hallazgos entorno a este fenómeno, las investigaciones continúan debido a la rareza de esa zona en el océano.

Deja una respuesta