Unen le dice al Pro cómo urbanizar las villas porteñas

Integrantes del interbloque UNEN en la Legislatura Porteña realizaron este martes por la tarde una conferencia de prensa donde presentaron un proyecto de ley para controlar el proceso de fiscalización y recaudación de los juegos de azar.
La voz principal la tuvo la legisladora de SUMA + María Inés Gorbea que el 14 de marzo presentó el proyecto con respaldo de la Coalición Cívica, Proyecto Sur y Partido Socialista.
La iniciativa plantea crear de un sistema de verificación en tiempo real, aplicable a las máquinas tragamonedas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Casino Flotante para la fiscalización de la recaudación en las salas de Juego.
Actualmente, únicamente el Hipódromo de Palermo posee ese dispositivo. También el Casino Flotante de Puerto Madero, pero al ser aguas abiertas, existen problemas de jurisdicción por una normativa que lo regule. Entonces, la iniciativa es contradictoria en las máquinas tragamonedas del famoso casino de Cristóbal López en Puerto Madero.
Todas las máquinas serán identificadas con un número de Serie y utilizarán etiquetas con la leyenda “Máquina conectada al Sistema de Verificación ONLINE”.
Y las no conectadas a la red vencido el plazo estipulado (90 días desde la promulgación) serán retiradas hasta que se adecúen.
Serán excluidas de las salas aquellas que por poseer una tecnología antigua o cualquier otro motivo, no permitan o puedan adaptarse a la implementación de las metodologías.
El control será ejercido por La Unidad de Fiscalización ON LINE, dependiente de la Dirección Ejecutiva Administrativa – Financiera del Instituto de Juegos de Azar de la Ciudad de Buenos Aires, que contará con terminales para acceder a la información de los juegos en forma concurrente a través de un sistema de monitoreo y control en tiempo real.
La Autoridad de Aplicación de la ley sería el Instituto de Juegos de Apuestas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que difundirá de manera masiva disposiciones y finalidades de la iniciativa de Gorbea.
Para Gorbea, se busca un “control online sobre lo recaudado” y la idea sería que ese dinero “vaya para el área de Desarrollo Social”.
Asimismo, explicó que cada máquina genera 1200 pesos por día y “con esta diferencia el Pro podría urbanizar las villas”.
“Macri dijo que quería urbanizar y que necesita 2 millones de pesos”, manifestó. Y luego marcó: “le ofrecemos al Pro un mecanismo de control sobre el juego”.

Más adelante, la diputada porteña María Eugenia Estenssoro expresó que ahora “el Pro va a decidir si quiere transparentar o no la actividad de las máquinas tragamonedas”.

Por último, el jefe de bloque de SUMA +, Hernán Rossi, advirtió: “Está claro que esto no alcanza. Lo que traemos hoy aquí es una herramienta para que pueda utilizar el Ejecutivo”.

Estuvieron presentes María Inés Gorbea, María Eugenia Estenssoro, Juan Francisco Nosiglia y Hernán Rossi del bloque SUMA +; Hernán Arce del Partido Socialista y Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto de la Coalición Cívica. Todos integrantes del interbloque UNEN.

A pesar de que se afirmó que iba a estar presentes los diputados nacionales Martín Lousteau y Carla Carrizo (del bloque SUMA +), ninguno de los dos se acercó a la sala de conferencias de prensa de la Legislatura de la Ciudad.

 

Deja una respuesta