A partir de la información difundida en los “Paradise Papers”, los argentinos nos enteramos que otro ministro del gabinete del Sr. presidente Mauricio Macri se encuentra involucrado en el escándalo internacional. Se trata nada menos que del actual ministro de Energía de la República Argentina, Juan José Aranguren.

Según información que reveló el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el ministro Aranguren se desempeñó como director de una sociedad off shore radicada en Barbados, que fue beneficiada con contratos de venta de gasoil al Estado argentino por más de 150 millones de dólares, durante su gestión como ministro responsable del área.

La firma off shore que se encontraba bajo la dirección de Aranguren, además de estar radicada en un paraíso fiscal y nunca ser declarada por el ministro, fue contratada por el Estado argentino en al menos 13 oportunidades durante los últimos dos años, para la compra de gasoil. Ese negocio le reportó ganancias escandalosas por más de 150 millones de dólares durante su gestión como ministro.

Aranguren no sólo fue parte de una firma off shore, que en el mundo están sospechadas por ser cuevas de negocios ilegales vinculados al narcotráfico o el lavado de activos, sino que le otorgó negocios millonarios con el Estado argentino; algo absolutamente incompatible con su función.

Sr. presidente Mauricio Macri, esta no es la primera denuncia que pesa sobre el ministro Aranguren respecto a la incompatibilidad del cargo que desempeña con su anterior actividad empresarial. En ese sentido, el año pasado fue denunciado por haber beneficiado a Shell, la empresa de la que era accionista y que presidió durante años, en la compra de gas a Chile. Esta causa se encuentra en manos del juez federal Luis Rodríguez sin que aún se tengan noticias de algún avance en la investigación.

Al igual que el ministro Luis Andrés Caputo, -por el cargo que ostenta- Juan José Aranguren está en condiciones de obstruir las investigaciones que la justicia deberá realizar sobre los hechos en los que está involucrado. El ministro Aranguren debe renunciar a su cargo porque, además, pone en peligro las investigaciones judiciales que se están realizando, y las que se llevaren a cabo en su contra, en razón de que puede obstruir el trabajo de la justicia para su propio beneficio.

Sr. presidente Mauricio Macri, la presencia de otro ministro de su gobierno en la lista de los “Paradise Papers”, exige que usted también brinde explicaciones a todos y a todas las argentinas.

Asimismo, este caso ha tenido repercusión internacional y usted tiene la obligación de informar cómo actuará con sus ministros ante semejante escándalo que envuelve a nuestro país en un vergonzoso desprestigio global.

Compartinos: