Vallejos aseguró que el aporte extraordinario “fortalece las respuestas del Estado en este tiempo de emergencia”

La diputada del Frente de Todos respaldó la iniciativa con la que el oficialismo busca paliar el impacto económico y social de la pandemia. Sostuvo que es un “acto de reparación y un puntapié inicial en la construcción de un país con mayor igualdad y más justo”. Se presentaron las líneas generales y en la próxima reunión habría dictamen.

“Con esta contribución estamos fortaleciendo las respuestas que el Estado está implementando en este tiempo por la emergencia y la posterior reconstrucción de la economía”, afirmó la diputada Fernanda Vallejos. Fue en el marco del inicio del debate del proyecto de “Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los impactos de la pandemia”, en la reunión de comisión de Presupuesto y Hacienda, donde se presentaron los lineamientos generales de la medida.

“Es un aporte de características extraordinarias que llega en un momento extraordinario del país y del mundo”, aseguró la economista, sobre la iniciativa de carácter de emergencia y por única vez, que prevé alcanzar entre 12.000 y 10.000 personas físicas (0,02% de la población) cuyos bienes al 31 de diciembre de 2019 sean iguales o superiores a los 200 millones de pesos.

Para las personas cuyos bienes se encuentren en el exterior, las alícuotas son un 50 % mayores. Aunque si el contribuyente trae al país el 30 % de sus tenencias financieras declaradas en el exterior, en un plazo de 60 días tras la publicación de la ley en el Boletín Oficial, el diferencial se elimina y paga por todo como si lo tuviera en el país.

En este sentido, la legisladora -que colaboró en la elaboración del proyecto- vinculó el aporte extraordinario con la desregulación financiera, y con la evasión, el fraude fiscal y la fuga de capitales de los sectores más ricos. “El 80% de la riqueza declarada por el universo de contribuyentes abarcados por el aporte extraordinario está en el exterior”, precisó, en base a datos oficiales. “Significa que los 12.000 más ricos de Argentina mantienen el 80% de la fortuna que declaran fuera del país”, reforzó.

La presidenta de Finanzas amplió que “entre 2015 y 2019, fruto de la completa desregulación cambiaria y financiera que se instrumentó, los activos externos de argentinos crecieron en más de 103.000 millones de dólares”. Y subrayó el perjuicio que significa esto para la economía en plena crisis. “Esa riqueza, sustraída del circuito productivo, que es la antítesis de la inversión productiva, es, indudablemente, dañina para la economía y para la sustentabilidad de nuestro desarrollo”.

La alícuota será del 2 % y se incrementa hasta el 3,5% a medida que el patrimonio es mayor. Se espera recaudar alrededor de 300.000 millones de pesos. Esos fondos serán destinados a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia (20%), apoyar a las PyMEs (20%), urbanizar barrios populares (15%), invertir en la producción de gas natural (25%) y relanzar el Progresar para los jóvenes (20%).

Por último, Vallejos destacó que el debate de este tipo de medidas se instalaron con fuerza en España, Italia, Suiza, India, Perú y Brasil, entre varios otros países, con distintas características y niveles de avances. “Es difícil oponerse a un aporte que rescata conceptos que se están discutiendo en todo el mundo. Nadie de esas 12 mil personas va a ver afectado su standard de vida”, remarcó. Y concluyó que “esas 12 mil personas con muy poquito pueden ayudar a muchos y muchas que tienen grandes necesidades”.

Deja una respuesta