Luego de que se hicieran públicos los casos de intoxicación en al menos cuatro escuelas debido al mal estado de las viandas, la legisladora y presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, Laura Velasco, expresó su preocupación: “Apenas iniciadas las clases ya tenemos docentes y más de cien chicas y chicos intoxicados por la comida que reciben en los comedores escolares. Esto es gravísimo. Hablamos de concesionarias denunciadas y multadas que increíblemente continúan prestando servicios, siendo ellas mismas las que tienen que hacer el control bromatológico; es decir, no las controla nadie”.

No se puede ahorrar en la alimentación de nuestros pibes. Es muy grave que en una ciudad con un presupuesto tan rico se disminuya la calidad y la cantidad de las porciones de comida que reciben nuestros niños en las escuelas al punto de poner en serio riesgo su salud, no sólo por el hecho de colaborar con la malnutrición en los sectores más vulnerables sino sosteniendo concesiones denunciadas y multadas, lo que demuestra una clara connivencia entre el Ministerio de Educación y algunas empresas para sostener un servicio que no solamente es malo sino que está poniendo en riesgo la salud de nuestros niños y niñas”, denunció Velasco, y agregó: “Además, es escandaloso que el control bromatológico lo haga la misma empresa. Eso es algo que hay que revisar porque tiene una legalidad por ser así las condiciones de los pliegos, pero es ilegítimo”.

Se trata principalmente de la empresa Lamerich SRL, multada en varias oportunidades por el Gobierno de la Ciudad durante los años 2017, 2018 y 2019, principalmente por incumplimientos respecto de la temperatura de los alimentos y su forma de transporte y por la entrega de alimentos podridos.

Para Laura Velasco, “la intoxicación es la situación más grave y más evidente, pero es también una consecuencia de lo que viene sucediendo con la política alimentaria del Ministerio de Educación porteño, que en los últimos años ha ido disminuyendo la calidad y la cantidad de los alimentos destinados a las viandas escolares”. En 2017, cuando aún no era legisladora y a través de la Ley 104 de solicitud de información pública, presentó un pedido de información púbica que nunca fue contestado por la ministra Soledad Acuña.

Esto se da en un contexto de crisis económica y social donde más del 50% de nuestros pibes y pibas que viven en los barrios populares de la ciudad, para quienes la vianda de los comedores escolares representa, en muchos casos, la única o la principal comida del día, sufren malnutrición”, aseguró la legisladora.

Como Directora de Proyectos Especiales del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA), impulsó algunas investigaciones en conjunto con organizaciones sociales como el Índice Barrial de Situación Nutricional (IBSN) que lleva adelante el Movimiento Somos Barrios de Pie. El relevamiento, realizado durante el primer trimestre del 2019, arrojó como resultado que 5 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre 2 y 19 años que asisten a comedores y merenderos en barrios populares de la Ciudad tiene algún tipo de malnutrición; mientras el bajo peso afecta al 1,45%, el resto se explica especialmente por el sobrepeso – 24,64%- y la obesidad -26,19%-.

Aquellos que sufren obesidad y sobrepeso son más propensos a sufrir desde la infancia diabetes, enfermedades coronarias y respiratorias. Debido a la malnutrición, algunos niños y niñas ya están afectados en su talla y además llegan a la escuela en peores condiciones, porque también el rendimiento escolar baja cuando no se está bien nutrido.

En un contexto donde las familias tienen muchas dificultades para acceder a los nutrientes necesarios, donde cada vez comen más harina, más arroz, más fideos, menos verduras y frutas y menos carne y menos leche, la escuela, en lugar de colaborar para mejorar la nutrición de nuestros pibes y pibas, refuerza las harinas, la comida procesada, de bajo contenido nutricional y de una procedencia al menos dudosa”, explico Velasco.

Es un tema que no podemos postergar y, como mínimo, la administración de Horacio Rodríguez Larreta debería dar explicaciones, pero ayer en la Legislatura porteña el oficialismo se negó a tratar los pedidos de informes que presentaron mis compañeras del bloque del Frente de Todos, los cuales acompañé con mi firma. Vamos a seguir de cerca el tema, nos vamos a reunir con las madres y padres de las escuelas, como así también pediremos que se revisen las condiciones de los pliegos y que la ministra Soledad Acuña de las explicaciones que corresponden. El Gobierno de la Ciudad es el principal responsable y tiene que hacerse cargo”, finalizó.

Fuente NoticiasUrbanas

Compartinos: