Finalmente, la gobernadora María Eugenia Vidal aceptó el traspaso de las concesiones de EDENOR y EDESUR al ámbito de la Provincia de Buenos Aires, que dilató durante seis meses. Ayer mismo estampó la firma en el decreto que aprueba el convenio celebrado en mayo y deja sin efecto uno anterior, que develó INFOCIELO, en los que sometía el acuerdo a la revisión de la Legislatura.

La rúbrica del decreto definitivo -el 1289/19-, no contiene detalles específicos respecto de las negociaciones entre Provincia y Nación. Sólo ratifica el mismo convenio que se firmó a comienzos de este año. Trascendió, sin embargo, que habría un compromiso para congelar las tarifas y el pago de parte de la Rosada de unos 3.500 millones a la distribuidoras en concepto de tarifa social, según publicó La Política Online.

Vidal, como había adelantado este portal, firmó un decreto habilitando el traspaso en julio de 2019, pero incluyó en la redacción de la norma una manzana envenenada: una clásusula que establecía que la Legislatura -que ya había avalado el traspaso mediante un artículo de la Ley de Presupuesto que se votó el año pasado-, volviera a revisar el acuerdo.

Esa fue la excusa para “pisar” el decreto durante meses y volver a negociar con la Rosada. El resultado adverso de las PASO y la crisis política puertas adentro del oficialismo hicieron el resto. Por eso hubo discusiones en el último mes que parecen haber llegado a buen puerto. Allí pesó también que Horacio Rodríguez Larreta, socio político de Vidal, apura el traspaso y la integración del Ente Regulador que reemplazará al viejo ENRE.

Las tensiones con Marcos Peña están centradas ahora en el “costo fiscal” de las medidas de alivio que tomó Mauricio Macri tras la derrota electoral. Ayer la Corte Suprema dijo que es ilegal que las Provincias sufran el daño colateral de la merma en la recaudación de IVA y de Ganancias, que la AFIP confirmó.

Por ahora, sólo las Provincias que reclamaron ante el Máximo Tribunal tienen el beneficio de recuperar los fondos recortados. En la administración Vidal apoyaron el paquete de alivio de Mauricio Macri, pero entienden que están obligados a reclamar. Por eso manejan dos opciones: el reclamo amigable-administrativo o la hostilidad judicial.

 

Compartinos: