El gobernador Gerardo Zamora sostuvo que los problemas que acarrea la economía del país “no se solucionan de un día para el otro” porque “Macri destruyó todo” a la par que indicó que una vez que asuma Alberto Fernández el 10 de diciembre, le recordará al presidente electo el compromiso de obras viales e hídricas para la provincia firmado en el acuerdo de Rosario.

Asimismo, señaló que aún no están los nombres de los reemplazantes para los dos ministros de su gabinete que fueron electos diputados nacionales (Brué y Daives) y que asumirán también en diciembre. Sostuvo que en el caso del vicegobernador Neder, ahora senador electo, se enviará una terna de nombres a la Cámara de Diputados para que elija su sucesor.

El gobernador indicó que tras la elección, “en la gente hay un poco de esperanza, obviamente que nos dejan un país sin reservas, con la deuda más grande de la historia del FMI. Pero hay que tener esperanza, la política es la que nos va a sacar adelante, la política trabaja a favor de la gente, el presidente está ratificando lo que ha dicho en la campaña, le da tranquilidad a los argentinos que el ajuste no tiene que ser para los sectores más pobres”.

El primer mandatario provincial habló tras el triunfo electoral del domingo en el programa Libertad de Opinión que se emite por Canal 7. Hizo un repaso del triunfo electoral, de los desaciertos de las encuestas, de su emoción ante lo que definió y explicó como “el triunfo de la política por sobre la antipolítica”, reivindicó la figura de Raúl Alfonsín, a la par que destacó que el Gobierno nacional “sigue incumpliendo una orden de la Corte Suprema” ya que no depositó la devolución de los montos ordenados por ese tribunal que fueron detraídos por la reducción de la coparticipación del impuesto a las Ganancias.

Consultado sobre el resultado del domingo, relativizó las proyecciones de las encuestadoras. “Sabíamos que las encuestas habían fallado en las Paso y fallaron por más de 10 puntos en la General”, indicó tras lo cual señaló que los diferentes tipos de mediciones que circulaban “no tienen mucho rigor científico, con lo cual entonces hemos vuelto al oscurantismo político, a la percepción de lo que dice la calle, lo que opina la gente, eso es lo que ha ocurrido”.

El gobernador se refirió a sus efusivas declaraciones del domingo, que “estoy muy feliz y muy cansado, pero aprovecho para agradecer la confianza del pueblo santiagueño, porque ganamos con la cancha inclinada” en alusión a que hubo factores que jugaron en contra.

Explicó el significado de sus dichos respecto de que la política le ganó a la antipolítica. “La antipolitica es el neoliberalismo, la concepción de que se puede ingresar a los países en una forma de invasión, colonización, no ya con armas, ni siquiera con ideas sino con la idea de las no ideas. Como decía Jhon Perkins en su libro ‘Confesiones de un sicario económico’, hoy el poder financiero ingresa a países donde tienen un gobierno irresponsable que gasta más de lo que le ingresa y cubre déficit con deuda en dólares o ingresa teniendo un gobierno afín”. Este gobierno que acaba de sacar la gente con el voto reúne las dos condiciones, irresponsables y se vanagloriaba de este sistema, eso es la antipolitica, no le importa la gente”.

Puntualizó que después del domingo, “hay esperanza, hemos votado, consolidamos la democracia una vez más y ojalá que la esperanza se constituya en hechos, desde el gobierno que tiene que aplicar políticas para reactivar la economía, vamos a colaborar todo lo que podamos. Macri destruyo todo”.

Evocó la figura de Raúl Alfonsín al celebrarse el Día de la Democracia e indicó que tuvo un rol clave: “Nos pacificó, terminó con una hiperinflación, luego vino la hiperinflación de Menem, con lo que quiero decir que los problemas no se solucionan de un día para el otro”.

Compartinos: