La comisión directiva de la asociación judía aceptó la licencia “indeclinable” y “por tiempo indefinido” presentada por el presidente de la institución y solicitó a la DAIA el retiro de la carta que había enviado días atrás, con el fin de “dejar sin efecto el requerimiento efectuado” para que abandonara la querella judicial contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros acusados por la firma del memorando con Irán.

«La DAIA debe desistir de impulsar la causa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner por el memorando de entendimiento con Irán. La revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes», decía, entre otras cosas, el texto remitido por la AMIA.
Esa petición había cosechado el enfático rechazo de la DAIA, como así también de distintas personalidades públicas y dirigentes políticos.

En ese marco, Zbar envió una nota a la comisión directiva de la AMIA en la que solicitaba una licencia “indeclinable” y “por tiempo indefinido” a su cargo de presidente, y pedía disculpas por lo sucedido.

En un comunicado de prensa difundido, la Asociación Mutual Israelita Argentina (Amia) informó que la comisión directiva de la entidad aceptó el pedido de licencia planteado por Zbar, a través de una carta en la que también había pedido «disculpas por los hechos y declaraciones efectuadas en relación con el pedido realizado a la Daia».

Compartinos: