Este martes se llevó a cabo el décimo plenario de comisiones para analizar y debatir los proyectos sobre despenalización del aborto en la Cámara de Diputados de la Nación. El debate comenzó a las 10:15 y se extendió hasta después de las 18.

Desde el pasado 10 de abril, las comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública, abordan los proyectos de interrupción voluntaria del embarazo, antes de la elaboración de dictámenes.

Organizado en dos turnos, hoy expusieron 51 invitados a favor y en contra de la despenalización. Ambas posturas se expusieron en forma intercalada para generar mayor intercambio.

TURNO MAÑANA

A FAVOR

Nina Brugo Marcó (Abogada): “La interrupción del embarazo es un derecho. Nadie va a obligar a nadie a abortar. El derecho es una herramienta que contribuye a la emancipación”.

Ángela Ferreyra (Licencianda en Administración): “Los únicos que ganan al elegir el ‘no aborto´, son aquellos que lo realizan de manera clandestina, así como también las farmacias. Necesitamos políticas publicas sin discriminación”.

Gustavo Pecoraro (Escritor. Periodista): “Soy una persona que vive con VIH. Los gobiernos deben garantizar la manera de vivir lo más saludablemente posible. En cambio, ante la ausencia del Estado, las mujeres son expropiadas de su autonomía corporal. Este debate es sobre legalidad o clandestinidad”.

Julián Rodríguez Prassolo (Ginecólogo. Miembro de la Red de la Salud por el Derecho a Decidir): “El Estado debe generar estructuras seguras para realizarse abortos. La aprobación de esta ley tiene que estar acompañada de información. La información no puede ser un privilegio elitista”.

Lorena Barabini (Trabajadora social): “La política es la única que puede defender nuestros derechos: es política de salud pública. Las personas que tenemos posibilidad de gestar, podemos decidir. La educación sexual sigue siendo la mejor herramienta”

María Azul Dragone (Referente del Frente Empoderadas): “Las mujeres nacemos en resistencia a un sistema que nos oprime y no distingue clases sociales. Queremos una sexualidad libre y segura y decidir sobre nuestros cuerpos. Que la maternidad sea una opción y no una imposición”.

Virginia Franganillo (Socióloga. Creadora del Consejo Nacional de la Mujer. Dirige el Observatorio de Pobreza y Género): “No se soporta más que en una Argentina como esta, la política siga exigiendo heroísmo a un sector de mujeres, el más desprotegido, imponiendo maternidades forzadas.”.

Natalia Skovgaard (Médica generalista): “Respeto, cuidado y sobre todo ética ante este tema. El aborto es un momento más en la vida del ciclo de reproducción sexual. No nos diferenciamos en la educación o en la clase social. Lo único que nos distingue es quiénes estamos a salvo de morir y quiénes no lo están”.

Manuela Begino Lavalle (Secretaria del Centro de Estudiantes Rodolfo Walsh): “La Iglesia católica nos censura a lo largo de nuestras vidas, independientemente de lo que decidamos. Las adolescentes sufrimos los mismos problemas que las mujeres para abortar”.

EN CONTRA

Guillermo Yacobucci (Profesor de Derecho Penal de la Universidad Austral. Profesor de Derecho y Filosofía de la Universidad de Buenos Aires. Vicepresidente de la Comisión de Reforma del Código Penal): “En derecho, el individuo por nacer reviste el carácter de persona. La opinión mayoritaria que se está imponiendo en la comisión es que no va a haber punibilidad privativa de la libertad. Creemos que desde el proyecto de reforma se debe tener en cuenta el reconocimiento de las personas por nacer y el de los dilemas de las mujeres”.

Miguel Carrillo Bascary (Titular de Derechos Humanos en la Universidad Pública de Rosario): “Una ley de aborto será contraria a todos los derechos humanos internacionales. Los derechos humanos son evolutivos. Siempre al más débil hay que protegerlo. Ante la duda de si un bebé por nacer es o no una persona, se debe proteger a los más débiles”

Carolina Conte (Abogada): “Es importante escuchar las experiencias de mujeres reales. Cerrar los ojos ante esta realidad hace que la mujer siga desprotegida. El aborto no es la solución de nada, ni constituye un avance”.

Pablo De Zanzo (Médico Patólogo. Profesor): “Hay que tener un cuidado y un compromiso por las dos vidas humanas. Se debe trabajar en la educación sexual. El aborto es causa de nuevos problemas y es un atropello contra la vida humana. Legal o no legal, el aborto mata igual”.

Walter Ghione (Pastor evangélico. Representante de Pro Vida): “Si se legaliza el aborto se genera más presión y más violencia social. Una ley es un mensaje que se baja a toda la sociedad. Todos queremos vivir en una Argentina en paz, en la que ningún argentino tenga que morir antes de nacer”.

Ana María Lugaro (Licenciada en Psicología): “El aborto provocado es un acontecimiento traumático de por vida. Está comprobado que las víctimas de violencia victimizan a quienes están en inferioridad de condiciones frente a ellas. Las víctimas de violación que tienen a sus hijos hacen una elección de amor por sobre la violencia. No castigan a sus bebés”.

Oscar Cornejo Torino (Médico): “Se busca instalar la práctica del aborto como un procedimiento médico y un derecho de las mujeres. Y es un agravio creer que los profesionales de la medicina realizarían prácticas médicas movidos por un interés económico. El profesional médico está al servicio de la vida humana”.

Martin Schwab (Doctor en Derecho Penal): “Si nosotros logramos impedir la ley no va a ser una victoria, pero tenemos que lograr una solución superadora que contemple la vida de la madre y del no nacido”.

Claudia Piran (Cantante. Fundadora y Presidente de la Fundación “Ayudarte”): “Si la ley se aprueba tenemos un fracaso más como personas. Si somos capaces de matar a un ser indefenso, entonces estamos listos para tratar la pena de muerte porque si matamos al inocente, estamos listos para matar al culpable”.

Carlos Reyes (Profesor Titular Departamento de Ciencias Fisiológicas Facultad de Medicina de la UBA): “El aborto legal sería una práctica destinada a matar a un ser humano en desarrollo y de miles de argentinos por nacer a lo largo de los años. Defendamos el derecho a la vida”.

Carlos Alberto Rezzonico (Presidente de Honor de la Academia de Ciencias Médicas de Córdoba): “Desde mi condición de médico, el embrión humano es un ser humano único, irrepetible e inviolable. El feto también experimenta dolor y sensaciones como la madre, por eso el síndrome post aborto es una patología”.

Carlos Velazcos Suarez (Pediatra. Universidad de Buenos Aires): “El aborto no es inocuo para la mujer. No estamos educando ni previniendo. Es tremendo que en esta tierra se elija quién va a vivir y quién va a morir”.

Jorge Bulacio (Médico Psiquiatra y Psicoanalista): “El aborto se lleva la vida del bebé por nacer y también una parte de la vida de la mujer y del padre. Por cada aborto que se evita, hay tres vidas que se salvan”.

TURNO TARDE

A FAVOR

Luisa Kuliok (Actriz): “Con este proyecto le estamos ganando una batalla al miedo y a la ignorancia. La no legalización es el punto más extremo, perverso y siniestro del patriarcado porque involucra nuestra muerte y la complicidad con los resortes de la clandestinidad”.

María José Gerez (Militante Malajunta y NUM): “El futuro que necesitamos es el que asegura libertades para todos y todas. Porque sin libertad se nos va la vida”.

Carolina Centeno (Médica general y familiar): “No hablamos de impacto numérico, son muertes evitables e injustas que las produce la inequidad del Estado y se pueden prever con poner el foco en políticas sanitarias”.

María Elena Ale (Socorristas en red): “El aborto es una deuda de la democracia. Esta ley es un piso de posibilidades para liberarnos de la opresión y de los mandatos sociales”.

Luciana Sánchez (Abogada): “La ley tiene que ampliar derechos. Tanto a las niñas como a las embarazadas de más de 14 semanas y distinguir entre el aborto y el homicidio”.

Agustina Escalante (Militante): “Esta ley sondea el camino para mejores políticas públicas. Necesitamos que contribuyan con su voto a la autonomía, la libertad y la soberanía de nuestros cuerpos”.

Claudia Vázquez Haro (Militante TLGBI): “Esta ley reconoce un derecho y transforma la vida cotidiana de los implicados”.

Brenda Stolze (Docente. Red de Socorristas): “Esta ley va a garantizar que todas las mujeres tengan acceso a información para decidir, porque hoy el estado abandona a las personas que abortan”.

Yanina Muratore (Lic. Trabajo Social. Asociación profesional de servicio social): “Los trabajadores sociales ayudamos brindando información a las mujeres. Consideramos que la prevención es un derecho humano. Esta ley implica brindar una mayor accesibilidad”.

Indiana Guereño (Abogada y Pte. Asociación Pensamiento Penal): “Con esta ley pretendemos evitar que las mujeres gestantes transiten su decisión de abortar entre la vida y la muerte, o el hospital público y la prisión”.

Carolina Demetri (Militante social): “Abortar dignamente, es cuestión de mujeres ricas. Sin esta ley, la muerte seguirá siendo un asunto económico”.

Clara Nocetti (Médica. Red de profesionales de la salud por el Derecho a Decidir): “Los profesionales de la salud tienen una formación académica que los convierte en jueces morales y religiosos de las mujeres. Los derechos de las mujeres gestantes no pueden quedar a la merced de la libertad de cátedra”.

Luz Díaz (Asamblea Feminista, Jujuy. Red de socorristas): “Seguimos defendiendo y tejiendo la salud colectiva con proyectos inclusivos. Queremos que nos escuchen y despenalicen el aborto”.

María Inés Zigarán (Periodista, Ministra de Ambiente, Jujuy): “Este Congreso tiene la oportunidad de transformar las tragedias a las que son sometidas las mujeres y generar una esfera de derechos para interrumpir un embarazo no deseado”.

EN CONTRA

Alicia María Torres de Secchi (Licenciada en Psicología): “Manifestarse en favor de la vida requiere que todos nos unamos para construir condiciones de igualdad esencial, con una atención sanitaria digna”.

Adalberto Assad (Presidente de la Asociación Árabe Argentina Islámica): “Nuestros principios consideran el aborto como un homicidio”.

Néstor Miguez (Pastor): “Tanto la prohibición legal como la despenalización son insuficientes cuando no se contemplan los condicionamientos económicos. Deben profundizarse los programas de salud sexual y reproductiva”.

Cinthia Casais (Voluntaria de la Fundación Elegir Sonreír): “El aborto es muerte, y eso siempre conlleva dolor. Tenemos que tener propuestas superadoras. Legislemos para mejorar la calidad de vida de la gente”.

Eduardo Guarnera (Médico Sanitarista): “No entiendo conceptos como la posibilidad de decisión de la mujer sobre su propio cuerpo. La salud pública es un bien común, al igual que la vida de todos”.

Cristina Fuentes (Voluntaria en el servicio de la ayuda Por Nacer): “Se puede buscar el bien de las dos vidas. Hay que sumar más ayuda desde el Estado para fortalecer la autoestima de las mujeres”.

Gustavo Legmane (Director de Culto de Hurlingham. Miembro de la Iglesia evangélica Catedral de la Fe): “Defiendo a las dos vidas. Si defiendo a los más débiles, cómo no estar a favor de los que no tienen voz. Demos una buena educación, informemos”.

Pedro Andereggen (Abogado, Apoderado de la Asociación Pro familia): “No podemos ampliar las causas de no punibilidad sin negar el derecho a la vida reconocidos por la CN”.

Jael Ojuel (Ginecóloga y obstetra, Departamento de Bioética de ACIERA): “Para lidiar con el aborto, hay que disminuir la tasa de embarazos no deseados con campañas de prevención”.

Ayelen Alonso (Estudiante de Medicina. Fundación Barceló): “Existe una gran presión social y mediática en esta lucha. La respuesta es invertir en políticas de contención y no de eliminación”.

Juan Fos Medina (Abogado y docente): “Debatir esta ley significa un retroceso de nuestra cultura. No se fumen como furgón de cola a la iniciativa que plantea más muerte”.

María del Rosario Aguerre (Presidente de la Asociación de abogados por la justicia y la concordia): “Confío en que optaran por la vida. Debemos generar espacios de contención y acompañamiento”.

Alberto Solanet (Presidente de la Asociación de abogados por la justicia y la concordia): “Abortar es un crimen. No se pueden debatir derechos inmutables como el derecho a la vida. Estos desvíos obedecen a la desviación de Dios “.

Pablo Gottardi (ONG Más vida): “El aborto no es bueno ni siquiera en caso de violación, porque esa política no las va a librar de ese flagelo”.

Liliana Lázzaro (Pedagoga. ONG Familia por la Paz): “Es impactante escuchar tanta banalización del tema. No existen procedimientos seguros para la mujer que aborta. Les voy a exigir que cumplan la Constitución por aquellos que no tienen voz”.

Compartinos: