5 de marzo de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Entrevista| Senador Paoltroni: “Voy a ser Gobernador de Formosa” (audios)

Era Septiembre de 2021. El país llegaba a las urnas en el contexto de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), con el fin de determinar las candidaturas para los cargos nacionales en las elecciones legislativas. El Macrismo con dos años de gobierno pintaba de amarillo gran parte del país. Pero no Formosa, donde el Frente de Todos salía victorioso.

En el centro de aquella localidad, solo en una oficina, a través de una computadora un ignoto Francisco Paoltroni, productor agropecuario que tenía “la vida resuelta” observa los resultados y tomaría una decisión que daba vuelco a su destino. “Voy a ser Gobernador de Formosa”.

Con esas palabras se lo comunicó a su mujer que “tardó tres meses en sumarse  a esta nueva aventura”.

Es Diciembre de 2023. El Macrismo dejó lugar al Peronismo y este fue sacudido por la “ola Libertaria”. Estamos en el despacho 816. Utilitarios escasos. Apenas una computadora. Cuadros de dudoso contenido estético aún resisten colgados en una pared. Son las primeras horas de transformación de lo que será la futura “oficina del Senador Paoltroni”.

“De agropecuario a Senador. Sin escalas” confiesa entre risas este funcionario de la Libertad Avanza que presta unos minutos con NCN para una charla que abarcará, no solo aquella primera decisión, sino una mirada por la coyuntura política tan activa y tenaz de los últimos meses.

La charla se interrumpe brevemente por la llegada de un café. Un café que, instantes previos, fue acaso el mejor ejemplo de la nueva realidad: “sólo está permitido para Senadores” confesaron en el bar del Anexo de la Cámara Baja. “pues tráigame uno entonces” solicita y ante la reiteración del inciso anterior por parte del mozo, debe confesarle que esa cara desconocida para el interlocutor es la del, justamente, represente formoseño en una banca. “Soy el Senador Paoltroni” le confiesa sonriente al empleado que aún no aprendió “los nuevos rostros”. Tiempo, todo es cuestión de tiempo. Parece repetir en silencio el funcionario.

“La gente busca una salida, pero no está la oferta necesaria” recuerda haber pensado aquella tarde de 2021. “No voy a ser el mismo” fue otra de las sentencias que le propinó a su esposa. “Me embarque en esa carrera, donde de a poco, nos fuimos sumando y armando un equipo. Fue un volver a empezar luego de 20 años de trabajo donde había logrado una estabilidad y tranquilidad. Es una entrega de tiempo y recursos, decisiones profundas. El objetivo es cambiar la historia de Formosa y contribuir a cambiar la historia del país”.

Si bien son apenas los primeros pasos en la función de Senador, y dar un diagnostico desde el interior de la política parece complejo, lo cierto es que le bastaron unas pocas semanas para entrar en el “juego rudo” donde su apellido fue y vino en bocas ajenas. Sonó como principal presidente provisional del Senado, decisión que finalmente no fue y dio lugar a su primera y picante intervención en una Sesión: “Como saben ustedes, estaba postulado por el señor presidente como presidente provisional del Senado, así que para mí es un triste comienzo”, comenzó aquella intervención para agregar “Esta banca es de la provincia de Formosa y me debo a los formoseños. Del autoritarismo vengo y lo padezco junto con el pueblo de Formosa. Voy a votar de aquí en adelante fiel a mis principios, como todos los argentinos de bien”.

Finalmente cerró su exposición con una demostración de que logró llegar allí no por tibieza, sino todo lo contrario: “Como decía el Presidente, ‘no somos manada’ y, como también decía el Presidente, ‘el que las hace las paga’”.

A sólo un par de semanas de aquella frase que recorrió los portales de noticias y los canales de TV, Paoltroni, confiesa que “en algún momento me convertí en un bien de cambio, pero si eso permitió lograr la presidencia en la mayoría de las comisiones y la presidencia en todas las gubernamentales, me alegro que al ser recién llegado y valer tanto me ponen en condición de cotizado”.

La mirada rápidamente cruza lo personal para abarcar el contexto general. La situación del país, las primeras medidas, los cacerolazos y las reformas que se vienen ameritan una mirada, una reflexión, un diagnóstico y el Senador se lo permite: “Son momentos históricos para nuestra nación. Se plantean reformas históricas que vienen dilatadas desde hace mucho tiempo, casi desde la vuelta de la democracia. Este conjunto de normas que nos rigen nos han traído a este fracaso, en el cual todos los argentinos estamos inmersos. La mejor y peor manera de medir esto es el 50% de pobreza que hoy padecen nuestros compatriotas. Indefectiblemente es necesario empujar estas nuevas reformas para que nos lleven a un resultado diferente”.

En este sentido, el represéntate formoseño, entiende que “el resultado tiene que estar dado con el crecimiento económico que nos permita sacar a la gente de la pobreza, ni más ni menos. Eso se logra con el trabajo genuino y el aumento de la producción. Somos un país que tenemos recursos y posibilidades increíbles. Hoy el contexto internacional hace que sea posible este despegue para nuestro país. Porque todo lo que puede generar nuestro país tienen mercado internacional, los mercados del mundo juegan a favor de la Argentina”.

La aparición del “Mega” Decreto de Necesidad y Urgencia generó (genera aun) muchas voces encontradas. Defensas y protestas se hace escuchar casi con la misma intensidad. Argumentos a favor y en contra se esgrimen desde cada región. Paoltroni lo defiende y argumenta que incluso, desde el día del anuncio, “está dando resultados” y se explaya “porque el Mercado ya dio acuse de esto. Se vio, por ejemplo, en la baja de la tasa de interés. A poco de salir a la luz los Mercados tomaron nota, y eso es lo que se busca con el DNU. Un “Shock” para que rápidamente logremos el déficit cero. Logrado esto tenemos la vuelta al crédito y un empuje real de las inversiones que va a crear el escenario que queremos”.

“Cuánto más rápido, mejor para todos. Tenes que cortale la agonía al pueblo Argentino. Ya vimos que el gradualismo no funcionó, lo que se necesita es un “shock”. Cómo rápidamente esto se ve que da resultados, probablemente para Mayo o Junio del 2024 logremos el déficit cero”.

“Con ese contexto de commodities y como las condiciones del campo auguran buenas cosechas, tendremos un buen puntapié de ingreso de dólares que nos permitirán lograr los objetivos en un plazo más corto de los que se esperaba o hablaba” sentencia.

Nacido en el interior de una provincia, el campo fue el escenario que la vida le propuso para “armar su historia”. Entiende de que se trata y por eso tiene una mirada particular del sector agropecuario de la Argentina: “siempre empujó hacia adelante, porque es un sector cautivo, porque el campo no te lo podes llevar a ningún lado. Porque, más allá de que fue siempre el más castigado, siempre puso el lomo. Ahora, por ejemplo, se le pone por un tiempo retenciones a otros sectores que no tenían, y se quejan y lloran como locos, pero cuando se las ponían al campo estaba bien. Tenemos que terminar con esta hipocresía. Necesitamos de un esfuerzo de toda la sociedad para salir definidamente y gradualmente ir sacando impuesto en la medida que la economía te lo permita”.

Otra de las discusiones que se dieron en los últimos meses fue la presencia (o no) que tendrá el Congreso de la Nación en el nuevo Gobierno de Milei. El fantasma de un posible “ejercicio del poder mediante DNUs” es alentado por algunos sectores. Lo cierto es que la maquinaría Legislativa se puso en marcha con la llegada de la “Ley Ómnibus”. Un paquete extenso de medidas que apuntan a variados cambios en diferentes áreas del Estado. Esto es, para Paoltroni, un primer paso que “alimenta el juego de la Democracia”.

Entiende que la misma está pensada para que tenga un “un sano debate” en el marco de las Cámaras,  donde quizás “algunas cuestiones sufrirán cambios, otras que se derogaran, otras que se mejorarán en algún punto”.

“Este es el juego de la democracia” reitera para dejar en claro que el Congreso tendrá activa participación en los próximos cuatro años.

En paralelo y a la espera del debate en recinto de este paquete de Leyes, sostuvo que tampoco será necesario un Plebiscito (NR: tal como había anunciado el propio Milei ante un eventual rechazo del “Mega Decreto”) puesto que “el mayor plebiscito lo tuvimos el 19 de Noviembre. Espero que no tengamos que perder tiempo con todas estas cosas y concentrarnos en lo que importa: sanar nuestra economía, nuestra moneda, en la vuelta del trabajo genuino, la vuelta al crédito. Eso es lo que dará condiciones para que se desarrolle todo el pueblo Argentino. De pronto un trabajador se olvidó de lo que es una heladera en 12 cuotas sin interés. Normalizamos una inflación que es un descalabro. Cuando tengamos los frutos de una estabilidad vamos a lograr un camino que no tenemos que abandonar nunca más».

Finalmente, como hombre del interior y represente de Formosa, el tópico “Federalismo” se hace presente y Paoltroni entiende que “la mejor manera de ejercer el federalismo es impulsado las grandes acciones que tiene que hacer el Estado para lograr el desarrollo de las provincias”.

En ese sentido, un claro ejemplo de ese proceso es el primer Proyecto que presentó donde propone una integración ferroviaria y desarrollo territorial en Sudamérica, que consiste básicamente en desarrollar una red que permita conectar toda esta vasta región entre sí.

En palabras de su autor, la iniciativa “a su vez que busca generar las condiciones básicas para dinamizar la producción y el empleo en la región”.

Red Ferroviaria 1

A su vez busca recuperar las lecciones aprendidas de todos los programas y proyectos puestos en marcha por organismos nacionales e internacionales en las últimas décadas en la región, especialmente las planteadas por IIRSA y los organismos de cooperación y crédito internacional (BID, CAF, Fonplata).

El principal punto pasa por “reducir los costos y los tiempos de transporte de los bienes producidos en el corazón de esta gran región, especialmente en el norte argentino, Paraguay y Bolivia (productos agropecuarios, mineros, forestales, hidrocarburos), generando una mejora sustancial en las condiciones para el desarrollo productivo y la generación de empleo en la región” resume el funcionario.

Tiempo. Todo es cuestión de tiempo. Parece ser la consigna que tácitamente rodea las apreciaciones y los actos del Senador. Será el correr de los minutos, los días y los años, el mejor veedor para dar cuenta de lo exitoso del plan Libertario que defiende desde aquella tarde, donde frente a un computadora, en la silenciosa tarde formoseña se permitió el reto de “de romper el statu quo”. Tiempo, todo es cuestión de tiempo.

 

 

Para NCN por Juan José Postararo