Laura Rodríguez Machado: «No se aprobó una Ley de vacunas, sino una excepción a la normativa de compras del Estado»

Durante la Jornada de ayer el  Senado de la Nación declaró de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinadas a generar la inmunidad adquirida contra el Covid-19. Si bien el proyecto fue aprobado, obtuvo  12 votos negativos.

En NCN (Noticias Congreso Nacional) dialogamos en exclusiva con la senadora nacional por la provincia de Córdoba (PRO), Laura Rodríguez Machado, una de las funcionaras que voto negativamente,  quien fundamentó su decisión explicando que “la urgencia por la compra de la vacuna no puede pasar por encima de una serie de normativas de trasparencia que el Estado Nacional debe cumplir al momento de adquirir la vacuna».

Entre las cuales enumeró «darle todo el tiempo necesario al ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) o al Ministerio de Salud para que pruebe la eficacia o no de lo que va a comprar, en este punto la Ley establecía procedimientos abreviados que, a mi criterio, no se determian si esos treinta días son tiempo suficiente para que se pruebe esa eficacia”.

Sostuvo que «Esta no es una ley de vacunas, es una excepción a la normativa de compras del Estado. Una ley de vacunas, como la 27491, establece un criterio médico y políticas públicas de control de enfermedades».

Consideró además que “la Ley aprobada, no establece la obligatoriedad de inocularse la vacuna contra el Covid-19, sino que establece un procedimiento administrativo distinto para la adquisición de la vacuna en laboratorios que la puedan estar produciéndola”.

“Por otro lado me parece improcedente que el Estado Nacional asuma en un 100% la denomina inmunidad, es decir, que si el día de mañana alguien se presenta por un juicio de daños y perjuicios no sea el laboratorio el que pague, sino el Estado. Con lo cual estamos cubriendo las espaldas a un laboratorio que debe ser también responsable por los daños y perjuicios que eventualmente pueda ocasionar la vacuna que desarrolle” sentenció.

La actualidad fue otro de los temas de los que refirió Rodríguez Machado, el caso de la familia Etchevehere y el desalojo de vecinos en Guernica fueron dos temas centrales en la jornada de ayer y que según la funcionaria “tienen un hilo en común en el concepto” puesto que “ambas organizaciones que no defienden ni respetan a la Propiedad Privada”.

En su mirada tanto el grupo de Juan Grabois como las organizaciones sociales que acamparon en Guernica “entienden que la Propiedad Privada es usurparle bajo cualquier circunstancia”.

En este sentido recordó que “nuestra Constitución y el pueblo argentino respeta la Propiedad Privada por sobre todas las cosas” al tiempo que agregó que “siempre que se producen desalojos el Estado tiene que ver de qué manera ubica a las familias que se saca, no debe desentenderse. Ahora bien generar un tipo de “aliento” para aquellos que usurpan, diría una especie de ingreso, no  me parece que sea de la mejor manera. De ninguna manera hay que pagarle un subsidio al que invade la propiedad ajena, esa medida sonó como una ventaja desproporcionada sobre aquellas personas que se mantienen en el margen de la ley, que respetan la propiedad privada y que no recurren a este tipo de medidas de fuerzas”.

Por último, la Senadora, argumentó una frase de su autoría que generó polémica en relación a los incendios que azotaron la provincia de Córdoba en los últimos tiempos.

«Hay que dejar de lado toda esa historia que queman para urbanizar”, había manifestado entonces, produciendo una controversia con las versiones de especialistas y ambientalistas que indican que los incendios que se producen en esa y otra provincias son intencionales y tendrían fines urbanísticos o inmobiliarios.

“Puede ocurrir que en algunos casos haya delitos, de hecho en la Córdoba hubo 60 detenidos con alguna intencionalidad, pero no todo delito es por dolo sino que existen también por falta de prevención. Es decir por culpa, por no tomar los recaudos necesarios para evitar que esto suceda” explicó.

Sobre este último inciso, Machado, sostiene que existe una práctica común “denominada contrafuego, que consiste en quemar una parte del campo generando una especie de frontera natural para que el fuego no entre en sus terrenos. Muchas veces realizando este mecanismo, que es muy delicado se producen incendios que luego se tornan inmanejables”.

“Por este  y otros motivos es que sostengo que no todos los incendios suceden como a veces se supone porque hay gente malintencionada que quiere hacer desarrollos inmobiliarios” reafirmó y agregó “porque si todos conocieran las serranías de Córdoba y los lugares donde se produjeron la mayoría de los incendios” verían que “no hay forma de hacer desarrollos inmobiliarios, porque son en cañadas, zonas onduladas, es imposible hacerlos”.

“La generalización del tema no puede ser la culpa a los desarrollista que quieren quemar para eliminar la flora nativa. Esto no es así, puede ocurrir en algunos casos, pero en muchos casos no. Por tanto para la Normas que se generan hay que observar la casuística no la generalidad porque podemos cometer grandes injusticias” sentenció.

 

Para NCN por Juan José Postararo

Deja una respuesta