[ENTREVISTA] «La imposición del aborto en Argentina llega de la mano de exigencias del FMI»

El diputado nacional Francisco Sánchez se ha convertido en los últimos meses en uno de los legisladores de oposición más polémicos respecto a las declaraciones que cada tanto dispara en redes sociales. Directo y sin filtro, da su opinión sobre diversos temas y según él, su «actitud y transparencia» genera en la gente más «adhesión que reprobación«, ya que a su juicio la mayoría de la ciudadanía «está dispuesta a levantar banderas que la corrección política o el temor al escarnio progresista intentan invisibilizar». En esa línea, y cuando hoy 01/12 inicia en el Congreso la discusión sobre la legalización del aborto, Sánchez ha sido enfático y reiterativo con su postura: «Es un asesinato y no lo van a poder aprobar».

En entrevista con NCN, Francisco Sánchez reiteró que la discusión sobre el aborto en Argentina es una «imposición» y responde a «intereses ajenos a los nuestros«, y a su vez, aclaró que como católico y humanista está y estará siempre en contra de legalizar la práctica abortiva.

«Soy católico, que es decir, soy humanista. Por eso siempre voy a estar a favor de la vida como valor supremo», dijo.

Y agregó: «Pero esa no es la única razón por la que estoy en contra del aborto siempre y en cualquier circunstancia, política o temporal. El aborto implica el asesinato de un ser humano en etapa de gestación, en el momento de mayor vulnerabilidad, desde la ciencia está demostrado que allí hay una vida totalmente distinta a la de su madre y su padre, protegida por nuestra Constitución, nuestras leyes y por los tratados internacionales a los que hemos adherido».

Para el diputado nacional por Neuquén, cuando una sociedad rompe «el pacto implícito de defender lo más vulnerable es cuando se pierden los valores esenciales que sostienen la paz, la armonía, la consideración del prójimo».

«Se deshumanizan los vínculos para poner al otro en el lugar de mercancía de uso o consumo», sentenció.

Aunque probablemente la iniciativa en Diputados se apruebe sin problemas, y en el Senado el Frente de Todos está tratando de negociar y convencer cada voto que les falta para cumplir el deseo presidencial de aprobar la legalización del aborto en Argentina y no se rechace la iniciativa como ocurrió en 2018, Sánchez cree que «no lo van a aprobar» y además aseguró que la agenda y discusión sobre el aborto legal es una imposición del Fondo Monetario Internacional.

«La imposición del aborto como agenda en Argentina y en toda la región, a punto de convertirla, pañuelos y merchandising mediante, en una moda de obediencia casi obligatoria, responde a intereses extraños a los nuestros. Son imposiciones que llegan de la mano de exigencias del FMI, a este y al anterior gobierno, de fundaciones que financian programas y a dirigentes con dineros de los poderosos del mundo, como lo hacen Human Right o Fundación Huésped. Por supuesto, la intención de disminuir el desarrollo poblacional de países como el nuestro se encuentra bien documentado y para nada oculto. Por eso los argentinos en conjunto debemos decidir si elegimos una agenda propia y soberana o aceptamos sumisos lo que desde el extranjero, grupos de poder definan para nosotros», describió el legislador nacional.

El diputado Sánchez es muy crítico del Gobierno nacional y las decisiones que toma el oficialismo, y en esa línea también disparó contra el impuesto a los ricos, que ya tiene media sanción y está a punto de aprobarse en el Congreso.

En esa línea, Sánchez admitió que no le cree al Gobierno nacional cuando asegura que el Aporte Solidario Extraordinario será por única vez.

«Como ha dado sobradas muestras, el presidente Alberto Fernández miente cotidianamente. Lo mismo el impulsor de este proyecto, Máximo Kirchner. Entonces, ¿por qué creerles cuando dicen que es un impuesto que afecta a 10 o 12 mil argentinos?», ironizó el diputado.

Y siguió: «No dudan en cambiar las reglas de juego cada día, ¿por qué creerles que es por única vez? Además, considero que es injusto, que no equilibra la balanza, que no genera riqueza genuinamente, así fueran 10 mil, 500 o uno sólo el que pagara, nunca acompañaría el proyecto».

Además, el diputado nacional dijo a este medio que a su juicio, no se han discutido temas «realmente importantes» este año en el Congreso de la nación, ya que considera que la virtualidad llegó para desmejorar el sistema legislativo.

«La virtualidad este año ha sido casi absoluta, al punto de poder afirmar que ha sido un año legislativo en el que se ha virtualizado el trabajo del Congreso, porque no ha existido prácticamente el debate sobre los temas realmente importantes para Argentina», dijo.

«Creo que el primer paso para recuperar un sistema Republicano pleno, es que el Congreso retorne a la presencialidad, pero no es lo único ni tampoco lo último que se requiere», sentenció.

En ese contexto, también aprovechó la ocasión para referirse al rol del presidente de la cámara baja, Sergio Massa, y en ese sentido consideró que el líder del Frente Renovador e intendente de Tigre «está en una situación difícil si quisiera trascender como un estadista. Está entre cumplir las órdenes de Cristina Fernández de Kirchner o cumplir a rajatablas lo que le marca el reglamento».

Para Sánchez, Massa «no tiene mucho margen de maniobra, entonces intenta sacar provecho de cada oportunidad que tiene para aparecer como gestor, como el intendente y el candidato a presidente eterno que es», disparó.

Consultado sobre quién cree que Gobierna o tiene las riendas del país respecto al binomio Fernández y la hipótesis vigente que sugiere que la vicepresidenta de la nación «es la que manda», el legislador por Neuquén expresó:

«Una cosa es el Frente de Todos y otra es el gobierno. El Frente de Todos es propiedad de Cristina. El gobierno lo tiene Alberto pero el poder la vicepresidenta. Funciona como un auto de los que se usan en las academias de conducción, doble volante pero un solo acelerador y freno. Y ya sabemos quién acelera y frena», ejemplificó el diputado.

Y en esa línea, añadió: «Alberto y Cristina se necesitaron y son cómplices. Pero eso no significa que sean lo mismo. Cristina tiene un prontuario difícil de equiparar».

NCN también cuestionó al diputado nacional por sus polémicos dichos en redes sociales, en donde se le ha tildado entre otras cosas, de homofóbico, dado a que en cada una de sus publicaciones expresa sin filtro su opinión respecto a temas muy sensibles en la sociedad argentina. En ese sentido, Sánchez alegó:

«Creo que la polémica es necesaria en la vida pública, porque implica que se discuten determinados temas, que existe diversidad de miradas y que no hay un pensamiento único. Cuando me expreso lo hago sobre la base de lo que opino y creo, porque me parece importante mostrarme transparente, que es una cualidad que lamentablemente no abunda en la política»; dijo.

Y argumentó respecto a todos los adjetivos o insultos que recibe a través de las redes sociales: «Personalmente no considero que decir que alguien es liberal sea un insulto, aunque no me considere como tal. No soy fachista por supuesto, ese es un cartel que le ponen algunos fanáticos al que piensa distinto a ellos; y no creo que puedan decir que soy homofóbico por no aplaudir actitudes sexuales públicas que para mí deben quedar en el fuero íntimo de las personas».

Sobre Juntos por el Cambio:

Por otro lado, y consultado por NCN sobre cómo ve a la coalición Juntos por el Cambio de cara a las elecciones parlamentarias de 2021, Francisco Sánchez alegó que lejos de que la oposición haya perdido espacios, «creo que ha ganado apoyo ciudadano durante este año», consideró.

Y opinó: «Creo que lo que tenemos que seguir haciendo es depurar el mensaje, expresar sin eufemismos lo que proponemos a los ciudadanos, y trabajar para tener mayor representatividad en todas las instancias, locales, provinciales y nacionales».

«Si bien los resultados están relacionados al devenir del poder central, la gestión de la pandemia y la diversidad de realidades, con las consecuentes manifestaciones que se suceden por conflictos de seguridad, sociales, económicos, pueden desconcertar a más de uno«, sentenció.

Por último, y respecto a los proyectos que el legislador nacional ha presentado en el Congreso Nacional, cuestionó que iniciativas que tienen que ver con las problemáticas de la provincia que representa -Neuquén-, «no han estado en el centro del interés de la Cámara por largo tiempo».

SN.

Deja una respuesta