A través de un proyecto de ley, el kirchnerismo le sube el tono a la pelea con la Corte Suprema

En medio de la pelea por el Consejo de la Magistratura, el kirchnerismo acelera la ofensiva contra la Corte Suprema. La semana que viene, el Frente de Todos abrirá el debate para ampliar el número de miembros del máximo tribunal.

La comisión de Asuntos Constitucionales se reuniría el próximo miércoles para tratar, aseguraron en la recientemente creada bancada cristinista “Unidad Ciudana”, una serie de proyectos referidos a la Corte Suprema de Justicia.

El oficialismo buscaría avanzar sobre el proyecto ya presentado del senador por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá. La iniciativa del puntano busca elevar a 9 el número de integrantes del máximo tribunal, respecto de los actuales 5 miembros (aunque hoy solo cuatro están en funciones desde la renuncia de la jueza Elena Highton de Nolasco en octubre).

El proyecto de Rodríguez Saá recuerda, en sus fundamentos, que la última reforma sobre la composición de la Corte fue hecha en el año 2006, con la sanción de la ley 26.183 a través de la cual se estableció un procedimiento de reducción de 9 miembros hasta llegar a los 5 de ahora.

Cristina Kirchner fue, de hecho, una de las impulsoras de aquella reforma que llevó a la composición actual del máximo tribunal.

Desde la Cámara Alta señalaron que la semana que viene también se analizará un proyecto de la riojana Clara Vega. Se trata de la senadora que había ingresado al Congreso de la mano de Juntos por el Cambio, se alejó de la oposición tras el cambio de Gobierno y apoyó luego votaciones clave para el oficialismo.

La iniciativa de la legisladora apunta, sin embargo, no a una ampliación de los miembros de la Corte sino a la paridad de género. “La paridad de género entre hombres y mujeres implica que los miembros del mismo sexo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no podrá superar en más de uno a los miembros del otro sexo. En caso de modificarse el número de integrantes, este principio deberá respetarse en cuanto su integración sea impar, y en caso de ser par, deberá integrarse con un 50% de mujeres y un 50% de hombres”, advierte el texto.

También existía un proyecto de otro de los aliados circunstanciales del oficialismo en el Senado, el rionegrino Alberto Weretilneck, pero perdió estado parlamentario.