Desde la llegada al poder del Gobierno de Cambiemos resulta evidente el ataque del mismo contra los gremios en general y los trabajadores en particular. La «demonizacion» de los sindicatos en los medios masivos de comunicacion y la persecucion judicial son muestras de lo que decimos. Sin embargo; hemos asistido recientemente al intento de creacion del llamado «sindicato de las apps» que contrariamente a lo dicho; goza de inusitada buena prensa. Todo esto sin tener en cuenta lo señalado desde esta columna; en lo atinente a la intencion de crear una organizacion artificial a medida de la patronal y que para peor; burla la ley de Asociaciones Profesionales toda vez que estos trabajadores estarian encuadrados en el convenio colectivo de ASIMM. Pero nos es licito pensar que como dicho gremio no esta en la lista de «dociles amigos» del gobierno sus reclamos intentan ser pasados por alto. Algo que ciertamente no logra el gobierno. Y aqui llegamos al «meollo» de la cuestion que motiva esta columna. Pues la actividad de ASIMM excede por mucho la defensa del salario de los trabajadores o las condiciones dignas de trabajo de los mismos. Nos explicaremos. Es de publico conocimiento el incidente producido por el envio de parte de una mensajeria de dos «cartas bombas» a INDRA; situacion que fue oportunamente denunciada por el gremio ante la ENACOM. ¿Que hicieron el gobierno y la justicia con esta denuncia? Nada. No obstante el hecho existio y alli esta el precedente de la veracidad de lo dicho por el sindicato. Y asi llegamos a los dias recientes en que ASIMM denuncia en la causa N que tramita en el Juzgado N la presunta comision del delito de «trafico y comercializacion de estupefacientes» contra la «agencia app» Glovo. La misma; segun pudimos saber desde este espacio periodistico goza de un amplio plafon porbatorio. Por razones legales no comentaremos todo lo sustanciado en la causa pero si mencionaremos la existencia de sendas «capturas de pantalla» de chats de miembros de la mensajeria exhibiendo trafico y entrega de drogas; precisiones sobre las sustancias ( se habla mayormente de cocaina), etc. ¿Es acaso Glovo una pantalla para llevar adelante este tipo de ilicitos? ¿Que hara el gobierno a traves de la justicia ante semejante denuncia y existiendo el antecedente de lo ocurrido en INDRA, todo lo cual da mayor verosimilitud a lo denunciado? No lo sabemos. Ahora es tiempo que actue la justicia y mientras tanto ASIMM lanza su: YO ACUSO.

(*) Historiador revisionista. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad del Salvador. Además es Diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y en Relaciones Internacionales (UAI). Publicó “San Martín, Rosas, Perón. Un homenaje a Fermín Chávez” (2008); “Estévez. Vida de un Cruzado” (2009); “Raúl Scalabrini Ortíz. Sus libros y sus enseñanzas” (2009); “Aportes al Bicentenario” (2011); “Historia de la Revista del Instituto Juan Manuel de Rosas” (2013). Es columnista en “Noticias del Congreso Nacional”. Como historiador, pensador y periodista siempre se manifestó estrechamente vinculado al Pensamiento Nacional y a la Doctrina Nacional del Justicialismo. Actualmente es el Director de Cultura de la Fundación Rucci de la Confederación General del Trabajo.

Compartinos: