La referente del PTS, que compartirá la banca del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, manifestó el rechazo de su espacio a la reforma del Código Civil y Comercial. Al respecto indicó que se trata de «una reforma privatista que toma todos los conceptos de la década del ’90, que muchísimos empresarios venían reclamando».

Asimismo, agregó que «en los últimos tiempos el proyecto ha sufrido cambios aún más a la derecha porque un acuerdo evidente entre el Gobierno y el Vaticano hoy hizo que se retrocediera en lo que se mostraba como el caballito de batalla para llevarse bien con los sectores mas progresistas de la sociedad, aspectos que tenían que ver con los derechos de las mujeres, la fertilización asistida, el divorcio».

En ese sentido, Bregman estimó que el debate del código,  que se había mostrado como «un paraguas progresista», encubre «todo lo noventista y neoliberal que habia detrás del proyecto, termina siendo también reformado porque se vuelve a conceptos completamente retrógrados como que existe persona humana desde el momento de la concepción».

Finalmente, subrayó que el nuevo Código «es algo que ha queda completamente viejo que nadie puede explicar cómo se sostiene ese concepto, cómo se atrasa en mas de cien años de historia. Esto sólo se explica por lo que impone el Vaticano».

Compartinos: