Campaña: Freire pidió licencia y agitó rumores de una testimonial

En el entorno del ministro aseguran que si obtiene su banca renunciará a Modernización. Su difícil llegada a la Legislatura.

Andy Freire dejará el ministerio de Modernización porteño para dedicarse a la campaña de Vamos Juntos pero por ahora no renuncia al cargo, en una decisión que alimentó persistentes rumores de candidatura testimonial, que en su entorno niegan.

Sin embargo, el cronograma de licencias que diseñó es por lo menos extravagante. Se tomará un mes de licencia a partir del 14 de julio y luego de las PASO volverá al ministerio en agosto, para tomarse otra un mes antes de elecciones de octubre, para regresar al cargo pasado el turno electoral y quedarse hasta diciembre, cuando asuma su banca.

Lo notable es que Freire anunció esa ensortijada cadena de renuncias el mismo día que Macri confirmó la renuncia lisa y llana de sus tres ministros candidatos: Estéban Bullrich, José Cano y Julio Martínez.

Desde el entorno del ministro porteño negaron que piense en quedarse en el cargo luego de elecciones y fuentes cercanas a Horacio Rodíguez Larreta agregaron: «no hay margen para que no asuma su banca».

«Es una decisión en conjunto con el resto de integrantes de Vamos Juntos, para respetar el marco de campaña», dijeron desde el Gobierno. «Si la gente acompaña con votos, Andy será legislador y está muy orgulloso de asumir en la Legislatura y ser hombre de Horacio también en esta nueva etapa», explicaron.

Sin embargo, Freire parece reacio a dejar el Ministerio que marcó su llegada a grandes ligas de la política. En la Legislatura porteña aún recuerdan lo difícil que fue convencer al fundador de Officenet de suscribir su postulación a Legislador.

«Se atrincheró y no quiso firmar» la lista para diputados porteños. «Casi lo matan», confiaron desde el PRO. Confirmado como cabeza de boleta, Freire aseguró que reemplazaría a Francisco Quintana como jefe de bloque oficialista.

«Si lo dijo, no entendió nada», comentaron en el macrismo sobre sus pretensiones y agregaron que hasta ahora no logró consensos internos que requiere asumir esa posición.

Dar la jefatura de bloque a un dirigente sin ninguna experiencia política sería un peligro en la Legislatura. Así, nombres de Daniel Presti o Agustín Forcchieri parecen opciones más realistas para dirigir a la alianza oficialista que integrando bloques de Coalición Cívica y partido de Graciela Ocaña busca mayoría propia.

Deja una respuesta