CHUBUT – Impulsan ley para que estatales no trabajen si tienen personas a cargo en la pandemia

La iniciativa determina que mientras dure la suspensión de clases presenciales en los establecimientos educativos de la provincia del Chubut y las medidas de aislamiento o distanciamiento preventivo obligatorio «se dispensará a los agentes del Estado Provincial de la obligación de concurrir presencialmente a sus lugares de trabajo», cuando tengan a cargos niños o personas mayores que no puedan valerse por sí mismas.

El proyecto de ley presentado y firmado por los diputados del bloque Frente de Todos-PJ, Adriana Casanovas, Carlos Eliceche, Rafael Williams, Carlos Mantegna, Mónica Saso y Belén Baskovc.

Puntualmente, el proyecto exime a los empleados estatales cuando tenga a cargo un niño o adolescente en edad escolar; cuando tengan a su cargo y convivan con una persona con discapacidad; cuando esta sea mayor de edad y requiera de cuidados; y cuando convivan y se encuentren al cuidado de familiares con enfermedades crónicas que les impidan valerse por sí mismos.
Esta situación no impide que el agente se desempeñe mediante la modalidad de teletrabajo, o trabajo a distancia, siempre que ello sea posible.

SIN AFECTAR SALARIOS
Esta excepción de no concurrir al lugar de trabajo «no afectará la percepción del salario» y se concederá siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos como la imposibilidad de establecer un régimen de trabajo alternativo que garantice el debido cuidado de las personas con enfermedades crónicas.

En el caso de que tanto la madre como el padre de los niños o adolescentes en edad escolar se desempeñen en el Estado provincial, «la autorización para no concurrir a sus lugares de trabajo se otorgará en forma rotativa» y se dará a través de una alternancia semanal en el cuidado.
La ley resulta aplicable para los agentes que presten servicios en cualquiera de los tres poderes del Estado, así como también para los que realicen tareas en entes autárquicos, descentralizados y empresas del Estado.

En uno de los pasajes que justifican la presentación del proyecto de ley, los diputados pejotistas esgrimen que «los progenitores, tutores o encargados de menores de edad, cuya actividad sea esencial y por lo tanto no esté alcanzada por el aislamiento, deberán asistir a sus lugares de trabajo, todo lo cual representa un inconveniente prácticamente insalvable si no existe otro adulto responsable en el hogar que pueda cuidar a los menores que habitan en el mismo».

«La situación relatada, se hará más acuciante a medida que con el transcurso de la pandemia se vayan flexibilizando las actividades exceptuadas, pero se mantenga el aislamiento y distanciamiento social, y por lo tanto la suspensión del dictado de clases», concluye.

Deja una respuesta