La comisión convocada por el Frente Renovador debatió sobre Ganancias sin referentes de las centrales de trabajadores

Desde el seno de la Comisión de Análisis y Seguimiento de las Normas Tributarias, por impulso del Frente Renovador, fueron puestas a consideración las implicancias que derivan de la no actualización del mínimo exento del Impuesto a las Ganancias. Fueron invitados por el presidente de la comisión representantes de las cinco centrales de trabajadores, sin embargo solo enviaron representantes los sectores opositores.

En el marco de una Cámara de Diputados con escasa actividad, la intención de la reunión organizada en la sala 5 del Anexo de Diputados de debatir y tratar de instalar en la agenda un tema que le incomoda al oficialismo: la modificación de Ganancias. En lo que va del año, el arco no oficialista convocó a cuatro sesiones especiales en las que no logró el cuórum para sesionar al respecto y tuvieron que limitarse a manifestaciones de minoría.

Como parte de una estrategia diferente para abordar las modificaciones a un tributo que en algunos trabajadores llega a neutralizar los aumentos de sueldo tras las paritarias por contexto inflacionario, el diputado nacional que preside la comisión,  José Ignancio De Mendigurem (Frente Renovador – Buenos Aires), convocó a discutir y exponer sus posturas a las centrales de trabajadores. Cabe recordar que la comisión en cuestión no legisla, solo hace seguimientos de las normas tributarias.

Fue el titular del cuerpo el encargado de abrir la reunión con un discurso en donde se resaltó que «los parámetros por los cuales se votó la ley hoy no existen». El presidente de la comisión agradeció la compañia de los sectores sindicales y de los espacios de la oposición presentes: el PRO, el radicalismo y el socialismo.

En tanto, el diputado Hector Daer remarcó que «los trabajadores ponen el 55% de lo obtenido con el impuesto a las ganancias cuando deberían ponerlo los que generan ganancias con el capital». El legislador agregó que «el peso del impuesto no puede caer sobre los trabajadores».

Otro de los diputados que expusieron como legisladores y como parte del movimiento obrero fue Alberto Roberti, también del massismo, quien reclamó por la facultad del Congreso de legislar en materia impositiva. El bonaerense criticó que se haya cedido ese carácter «indelegable» al poder ejecutivo.

Por último, Roberti criticó la postura oficial al considera que «no es justo que perdamos el salario que tanto costo conquistar» y recordó que el impuesto fue creado en un contexto de profunda crisis política que hemos superado como país.

Por parte de los representantes del sindicalismo oficialista, Antonio Caló (CGT) y Hugo Yasky (CTA), anunciaron que no participaron de la jornada porque usan «a los trabajadores y a sus genuinas demandas para hacer demagogia barata».

Deja una respuesta