Diputado Leonardo Grosso pidió cuantificar la «deuda ecológica» de las grandes potencias

Parlamentarios de todo el mundo se reunieron en Roma para consensuar la declaración con la que irán a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Reino Unido, y el diputado nacional argentino, Leonardo Grosso (FDT), pidió cuantificar la «deuda ecológica» de las grandes potencias y apoyar el canje de deuda por acción climática.

«Las grandes potencias tienen una deuda ecológica que debemos cuantificar porque hay una diferencia muy grande entre quienes intervinieron en acelerar el calentamiento global y países como el nuestro que tuvimos menos injerencia», aseguró Grosso durante el encuentro preliminar en Roma, según un comunicado enviado a la prensa.

«Es muy importante un consenso mundial respecto a cómo será la transición teniendo en cuenta aspectos centrales: quiénes tienen mayores recursos económicos, cómo los obtuvieron y qué deterioro ambiental provocaron en su desarrollo porque nos parece central hacer una evaluación integral para tener una solución justa, donde cada país se haga cargo de lo que hizo», agregó.

El encuentro se realizó la semana pasada y busca debatir y nutrir la declaración final que los parlamentarios del mundo llegarán a la Reunión Parlamentaria de la COP26 en Glasgow, el 7 de noviembre.

Grosso también pidió incluir en ese texto la posibilidad de canjear deuda por acciones concretas para avanzar en una transición verde, como ya había pedido el presidente Alberto Fernández en una reciente cumbre internacional sobre el clima, auspiciada por el Gobierno estadounidense de Joe Biden.

«Creemos que es un aporte de los parlamentarios para que Glasgow sea una cumbre donde las palabras se transformen en acciones. Debemos discutir una transición pero justa, en la que se tenga en cuenta la deuda ecológica del Norte con el Sur. No hay posibilidad de que los pobres del mundo pongan el mismo compromiso que los que con su desarrollo no pensaron en la casa común», agregó el diputado.

«Como legisladores, debemos asegurarnos de que nuestros países puedan aprovechar al máximo las oportunidades para una recuperación ecológica de la Covid-19. Si bien la pandemia ha exacerbado las vulnerabilidades y las desigualdades existentes, en particular para las mujeres y las niñas, los grupos marginados y las comunidades indígenas, también ha ayudado a reafirmar la importancia de una sociedad inclusiva, equitativa y sostenible», continuó el texto.

Y también incluyó un párrafo en el que vincula el peso enorme de las deudas públicas de muchos países y sus dificultades económicas para cumplir con una verdadera transición verde: «Es necesario establecer marcos y mecanismos para enfrentar de manera eficiente, equitativa y previsible situaciones de endeudamiento insostenible. Hacemos un llamado a que se otorgue un mayor espacio fiscal y que se garantice la sostenibilidad de la deuda para que estos Estados puedan cumplir con sus compromisos de política climática».