La Cámara de Diputados de la Nación comenzó la última sesión especial en la que se debatirán una nueva ley de alquileres y una ley de góndolas, entre otros proyectos, con un quórum de 138 diputados, el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, declaró abierto el plenario a las 12:20. Emotivas palabras de todos los bloque por la despedida del presidente del cuerpo.

En el primer tramo de la sesión se aprobaron los pedidos de renuncias de diputados que, en su mayoría, asumirán otros cargos electivos a partir del próximo mes de diciembre. También se aprobó la renuncia a su banca, a partir del 1° de marzo de 2020, de la diputada Elisa Carrió. Se hizo, además, un homenaje por el Día de la Soberanía Nacional y un minuto de silencio por los tripulantes del ARA San Juan, a dos años de su hundimiento.

El primer tema del orden del día es el proyecto de ley de alquileres que propone nuevas condiciones para los contratos de locación. El dictamen, que contó con amplio consenso en la comisión de Legislación General, establece que los ajustes en los contratos deberán efectuarse utilizando un índice conformado por partes iguales por las variaciones mensuales del índice de precios al consumidor (IPC) y la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE).

También establece la extensión del contrato de alquiler a tres años (en lugar de dos); dispone que las expensas extraordinarias son responsabilidad del propietario; reduce el depósito a un mes de alquiler y contempla diversas opciones para facilitar las garantías para los inquilinos, no sólo a través de la garantía inmobiliaria.

En relación a la ley de góndolas se debatirán dos dictámenes (uno de mayoría, con respaldo opositor, y otro de minoría, con aval de Cambiemos) de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio y Legislación General. La diferencia sustancial es que el de mayoría fija un porcentaje fijo para el espacio que puede ocupar un determinado producto en la góndola, mientras el segundo es más flexible en ese punto.

Entre los puntos clave que propone la oposición, se destaca que un producto “no podrá superar el 30% del espacio disponible que comparte con productos de similares características y distintas marcas”. También deberá garantizarse un 25% de la góndola para producción de pymes, y este mismo parámetro regirá en islas de exhibición y lugares al lado de las cajas.

En tanto, el texto del oficialismo es menos restrictivo que el dictamen de mayoría, ya que plantea una participación de al menos 3 proveedores en cada producto de la canasta básica alimentaria, y un 25% de participación de pymes en el total de proveedores de las cadenas de supermercados.

El temario de la sesión también incluye el tratamiento de modificaciones sobre la igualdad de oportunidades de género en la política científico tecnológica, entre otras iniciativas incluidas en una ampliación del temario.

Compartinos: