15 de junio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

DNU de Javier Milei: arranca la Comisión Bicameral este jueves

La Comisión Bicameral que tratará el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023 se reunirá este jueves en el Congreso de la Nación para empezar a discutir la reforma planteada desde el Poder Ejecutivo.

La primera reunión del organismo parlamentario se dará después de que la Cámara de Diputados confirmara este lunes a los 8 diputados. La misma estará integrada por 3 diputados de Unión por la Patria (UXP), 2 de La Libertad Avanza (LLA), 1 del PRO, 1 de Hacemos Coalición Federal (HCF) y 1 de la Unión Cívica Radical (UCR).

Los diputados designados son: Ana Carolina Gaillard, Vanesa Siley y Ramiro Gutiérrez de UXP, Lisandro Almirón y Oscar Zago de LLA; Hernán Lombardi del PRO; Nicolás Massot de HCF y Francisco Monti de la UCR.

Sin embargo, todavía resta definir a quien presida la comisión: según fuentes parlamentarias, la intención del oficialismo es elegir al senador de La Libertad Avanza, Juan Carlos Pagotto.

En tanto en el Senado, la vicepresidenta Victoria Villarruel había dispuesto hace un mes la conformación de ese cuerpo con tres integrantes de UxP y otros cinco de las demás fuerzas políticas: LLA, el radicalismo, el PRO, Cambio Federal y Unidad Federal.

Como próximos pasos, la Comisión debe elevar un dictamen que cuente con la firma de la mayoría absoluta de sus miembros a ambas cámaras, también dentro de 10 días. En este dictamen, la Bicameral deberá expedirse sobre la validez o invalidez del decreto y sobre la procedencia formal y la adecuación a las bases de la delegación y al plazo fijado para su ejercicio.

Una vez que ingrese a cada Cámara, los Diputados y Senadores únicamente tendrán la posibilidad de aprobar o rechazar el DNU, no hay instancias de suspensiones, agregados o cualquier tipo de modificación a la norma. La aceptación o el rechazo del decreto debe contar con el voto de la mayoría absoluta de los miembros presentes.

Si ambas cámaras rechazan el DNU, este pierde validez de forma permanente. De todos modos, en el período que comprende la promulgación del decreto hasta el final de su tratamiento en el Congreso, mantendrá la vigencia como una ley más.