La Cámara Nacional Electoral dio a conocer los resultados del escrutinio definitivo de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) 2019. El recuento lo realiza la Justicia electoral y es el único que tiene valor legal, lo que lo diferencia del escrutinio provisorio, que lo realiza el Poder Ejecutivo Nacional el mismo día de la elección. ¿Qué diferencia hubo entre uno y otro?

Alberto Fernández (Frente de Todos), que fue el candidato presidencial más votado en las PASO, tuvo una diferencia muy leve entre un escrutinio y otro. Obtuvo el 47,65% en el provisorio y 47,78 en el definitivo, es decir que en el resultado final mejoró en 0,13 puntos. Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), por su parte, pasó de 32,08% en el provisorio a 31,79 en el definitivo. Cayó 0,29 puntos. En el caso del tercer candidato más votado, Roberto Lavagna (Consenso Federal), la diferencia fue de 0,11.

En ningún distrito del país se revirtió la tendencia general que se había registrado en el escrutinio provisorio. Fernández se impuso en 22 provincias y Macri fue el más votado en sólo dos distritos: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Córdoba.

En los días posteriores a las PASO, se difundieron en redes sociales mensajes de usuarios que decían haber votado a Juntos por el Cambio y que en el telegrama de su mesa esta agrupación figuraba con cero votos. Muchas cuentas de Twitter publicaron en redes su telegrama y denunciaron un supuesto fraude vinculado al Frente de Todos.

Sin embargo, estos telegramas son parte del escrutinio provisorio y no tienen validez legal. Se envían desde las escuelas al centro de cómputos para hacer el recuento el día de la elección, pero la Justicia electoral no los tiene en cuenta para el escrutinio definitivo, que se realiza con el acta de escrutinio, firmada por el presidente de mesa y los fiscales, y los certificados de escrutinio, que quedan en manos de los fiscales de cada partido para luego reclamar ante la Justicia.

Según se comprobó en algunos casos en esta nota de Reverso, el consorcio de medios contra la desinformación en estas elecciones, las mesas con problemas en el escrutinio provisorio no tenían los mismos problemas en el definitivo. Es decir: había mesas en las que Juntos por el Cambio figuraba con cero votos en los telegramas, pero en el acta de escrutinio y los certificados de escrutinio sí figuraban votos. Por eso, en el recuento legal sí fueron tenidos en cuenta.

También se comprobó que estas fallas existían no sólo en telegramas en los que Juntos por el Cambio figuraba con cero votos. También el Frente de Todos figuraba sin votos en algunos telegramas.

Para verificar esto, el equipo de Innovación de Chequeado descargó la base de datos extraída de los telegramas de todos los votos emitidos en el país para los candidatos de la fórmula presidencial y filtró las mesas en las que Fernández y Macri obtuvieron cero votos.

El resultado fue que 2.904 mesas registrados cero votos para Juntos por el Cambio y 2.768 mesas obtuvieron cero votos para el Frente de Todos. Pero en la mayoría, 2.497 mesas, ambos partidos políticos registraron cero votos, por lo que sólo en 407 Juntos por el Cambio podría haberse visto perjudicado y el Frente de Todos, en 271. Esto representaría el 0,4% y 0,3% del total de unas 100 mil mesas de todo el país, respectivamente.

“Siempre hay diferencias entre los telegramas y las actas, por lo menos desde 1983. En el escrutinio definitivo se cotejan las actas con los certificados de escrutinio. Si aún así hubiera diferencias, se abren las urnas, lo que generalmente no ocurre”, dijeron fuentes de la Cámara Nacional Electoral a Reverso. A su vez, indicaron que “la diferencia entre escrutinio provisorio y definitivo es inferior al 1%”.

Fuente Chequeado

Compartinos: