El Gobierno afina detalles para presentar en el Congreso su plan de cara a sus próximos dos años

El Gobierno prepara un amplio plan para encarar la segunda parte del mandato de Alberto Fernández tras las elecciones legislativas y sus resultados. Para el oficialismo dejó un sabor agridulce porque, por un lado, se mejoraron los números de las PASO pero, por el otro, hubo una derrota a nivel nacional. Ese plan incluye un proyecto que el Ejecutivo enviará el Congreso de la Nación los primeros días de diciembre.

En ese sentido, el Gobierno nacional buscará «el mayor consenso posible» para al proyecto de ley que contendrá el Programa Económico Plurianual para el Desarrollo Sustentable que el presidente Alberto Fernández enviará al Congreso en los primeros días del mes que viene.

Pero, qué puntos logrará tocar y resolver el Gobierno con dicho proyecto:

El Presidente anunció el envío al Congreso de un proyecto con «Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable», que contendrá los entendimientos alcanzados hasta el momento con el Fondo. Buscará así comprometer a la oposición en el acuerdo. Por ahora, desde Juntos, le respondieron que los debates se dan en el Congreso y no en Casa Rosada.

«Es una idea que viene ya desde hace varios meses, pero era difícil de concretar en un tiempo electoral como el que estábamos viviendo. Se trata de un pacto sobre el que se quiere lograr el mayor consenso posible» y que tendrá en cuenta los «mejores entendimientos» que se puedan arribar en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijeron fuentes oficiales.

El proyecto fue coordinado y cuenta con el aval de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y con otros importantes referentes de la coalición de Gobierno, dijeron las fuentes, en línea con lo que señaló Fernández respecto a que dentro del Frente de Todos existe la «plena voluntad de alcanzar un acuerdo sostenible».

La Argentina viene negociando desde el año pasado con el FMI un acuerdo de reestructuración de la deuda por US$ 45.000 millones que asumió la gestión Cambiemos, en 2018, de manera de poder despejar los vencimientos de los próximos años para permitirla consolidación de la recuperación económica.

Las negociaciones incluyeron distintos encuentros del presidente Fernández con la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, el último de ellos en el marco de la Cumbre de Países del G20 que se realizó en Roma hace tres semanas.

El mensaje de Fernández, en ese sentido, buscó dejar en claro que las negociaciones con el organismo multilateral siguen adelante y que se insistirá en alcanzar un acuerdo «sin renunciar a los principios de crecimiento económico e inclusión social», como expresó el domingo por la noche el mandatario nacional.

Las mismas fuentes también remarcaron que el envío del proyecto de ley con el programa plurianual es «el camino hacia el acuerdo» con el FMI, con lo que buscaron dejar en claro que para alcanzar el entendimiento final «todavía falta».

«En esta nueva etapa profundizaremos nuestros esfuerzos para llegar a un acuerdo sustentable con el FMI. Debemos despejar las incertidumbres que conllevan deudas insostenibles como ésta. Y debemos hacerlo preservando las condiciones que nos permitan seguir por el sendero de la recuperación con generación de empleo, apuntando al mismo tiempo a una reducción persistente del mal inflacionario», dijo el jefe del Estado.

En ese contexto, el Poder Ejecutivo enviará en la primera semana de diciembre al Parlamento el proyecto de ley para su discusión, en un ámbito «donde siempre hay sondeos y negociaciones permanentes», y lo mismo ocurrirá en el espacio que viene funcionando desde los primeros meses del año del Consejo Económico y Social (CES).

«La vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner) siempre tuvo la idea de que la deuda se discuta en el Congreso y por eso estuvo mal el ex presidente (Mauricio) Macri tomando una deuda que no pasó por el Congreso, como dice la Constitución Nacional. En su momento se votó una ley que señalaba que la deuda debe pasar por el Parlamento», recordaron las mismas fuentes.

El Gobierno confía, y así lo repitió el Presidente el domingo, en que con un crecimiento del PBI previsto para este año por encima del 9%, a principios de 2022 la Argentina logrará recuperar la caída por la pandemia.

«A principios del año próximo, la producción industrial no solo habrá recuperado lo perdido en 2020, sino que también se habrá repuesto de los daños causados por las crisis económicas y financieras de 2018 y 2019. Tenemos, en la actualidad, las exportaciones más altas en 8 años. La inversión este año crecerá alrededor del 30%. Y la producción industrial sigue a la vanguardia de la recuperación», subrayó Alberto Fernández.

Pero a pesar de los números promisorios, el Presidente volvió a marcar que el «escollo más grande» que queda pendiente es la deuda contraída durante el gobierno de Mauricio Macri.

Qué dice la oposición:

Por su parte, el referente de la UCR y diputado nacional mendocino, Alfredo Cornejo se pronunció al respecto a decir que por el momento «no hemos recibido ninguna convocatoria formal», por lo cual evitó opinar si de efectuarse estarían dispuestos a acudir al llamado dialoguista.

Otro integrante de Juntos que se pronunció al respecto fue el exsenador Miguel Ángel Pichetto, que valoró la propuesta aunque dejó en claro que deberá ser discutida en el parlamento.

«No nos parece mal que el Presidente elabore una propuesta, programa, un camino y un rumbo y lo envíe al Congreso para ser discutido», expresó el exsenador.