El Gobierno extendió el plazo de la moratoria previsional hasta la sanción de una ley en el Congreso

El presidente Alberto Fernández se reunió en Casa Rosada con la titular de ANSES, Fernanda Raverta, y en ese marco anunció que extenderá el plazo de la moratoria previsional vigente, luego de que el Congreso Nacional se quedara sin tiempo para avanzar con una ley.

El jefe de Estado recibió a Raverta para «analizar la situación de los jubilados de Argentina y las medidas a tomar por el vencimiento del plazo de la moratoria previsional sancionada en el 2014».

«La moratoria previsional fue una política indispensable en la Argentina para garantizar que millones de mujeres mayores puedan acceder a su jubilación», indicó Presidencia en un comunicado.

Por esa razón, el Presidente decidió extender su plazo hasta que el Congreso sancione una nueva ley.

De esta forma, queda abierta la posibilidad de que el Parlamento se tome más tiempo para estudiar la medida y pueda avanzar con una ley que permita a una mayor cantidad de personas jubilarse.

«El Gobierno nacional reforzó el compromiso de garantizar que todas las personas mayores, después de toda una vida de trabajo, puedan acceder a su jubilación», señaló Presidencia.

El Senado había aprobado la extensión de la moratoria semanas atrás, pero en Diputados no dio el tiempo para aprobarla antes de su vencimiento, previsto para el próximo 23 de julio.

Ahora, con la extensión por decreto, se abre la posibilidad de que el Congreso avance con la norma después del regreso del receso invernal en agosto próximo.

Según estimaciones del Frente de Todos, la moratoria previsional beneficiará a cientos de miles de personas que en 2022 y 2023 estarán en edad de jubilarse pero no lo podrían hacer porque no cumplen con los 30 años de aportes.

Nueve de cada diez mujeres y siete de cada diez hombres iban a ser perjudicados en sus trámites de jubilación en el próximo año y medio si no se prorrogaba la moratoria.

Se aprobó en el Senado, se estancó en Diputados

Cabe destacar que el Senado aprobó, la última semana de junio, el proyecto de ley que beneficia a casi 800.000 hombres y mujeres con la edad suficiente pero sin los aportes necesarios puedan acceder a la jubilación, y otras 849.000 personas en actividad puedan “precancelar” deuda previsional que hayan contraído.

  • La iniciativa impulsada por la vicepresidenta Cristina Kirchner recibió 38 votos a favor, del Frente de Todos y Alberto Weretilneck fue uno de los que acompañó junto a Alejandra Vigo (Córdoba), Clara Vega (La Rioja) y Magdalena Solari Quintana (Misiones). Juntos por el Cambio, en tanto, se dividió: 18 senadores del interbloque se abstuvieron y seis votaron en contra.

La iniciativa se divide en dos “patas”. La primera consiste en darle la posibilidad de jubilarse a unas 800.000 personas que tienen la edad necesaria pero no los años de aportes. Son 477.000 mujeres de 60 años y 295.000 hombres de 65 años que podrán regularizar los períodos faltantes hasta 2008 inclusive.

La cuota mensual a pagar, a valores de junio, sería de 3.665,14 pesos, aunque será movible, es decir, cuando sube el haber mínimo también se eleva la cuota. El plan es de hasta 120 cuotas, que serán descontadas directamente del haber jubilatorio.

El segundo eje del proyecto consiste en que personas en actividad puedan cancelar por adelantado deuda previsional que ya saben que tienen, siempre que cuenten con residencia en el país y no hayan trabajado en relación de dependencia o como autónomos o monotributistas.