El Gobierno promulgó este jueves la Ley 27.372 de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos, que fue sancionada por el Congreso de la Nación en junio pasado. La norma fue publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La ley asegura la representación jurídica a las víctimas de delitos y crea la figura del defensor público en este contexto. Además contempla la creación de Centros de Protección y Asistencia a las Víctimas en todo el país y establece que quienes sufran delitos tienen que ser notificados sobre las excarcelaciones, los permisos de libertad condicional o las salidas transitorias que se le otorguen a los condenados y acusados.

Una de las novedades del programa para proteger a las víctimas es que se las habilita para ser querellante y se les otorga el derecho a asistir a las declaraciones de los testigos, pedir la revisión de las actuaciones y a recibir asesoramiento legal durante todo el proceso.

Los impulsores del proyecto, fueron, entre otros, Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores, en la que murió su familia en un incendio intencional; Alberto Lebbos, padre de Paulina, asesinada hace 10 años en Tucumán; Juan Carlos Blumberg, padre de Axel, secuestrado y asesinado en 2004; Gladys Cabezas, la hermana del asesinado reportero gráfico José Luis Cabezas; Carolina Píparo, baleada en una salidera bancaria en La Plata, por la que murió el bebe que gestaba; Nilda Gómez, madre de una víctima de Cromañón; María Luján Rey, cuyo hijo Lucas Menghini murió en la tragedia de Once, y Viviam Perrone, cuyo hijo Kevin Sedano murió atropellado por un automovilista.

Compartinos: