28 de febrero de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

El oficialismo no cuenta con el apoyo político para avanzar en el recinto con el juicio contra la Corte

Luego de la reunión entre el presidente Alberto Fernández y los gobernadores, Axel Kicillof indicó que la intención del Gobierno nacional es que el proyecto de ley sobre el pedido de juicio político contra el presidente de la Corte, Horacio Rosatti, y el resto de los miembros del máximo tribunal, ingrese al Congreso de la Nación. Se presentará en la Cámara de Diputados y deberá ser girado a la Comisión de Juicio Político quien definirá si le da o no viabilidad al proceso.

El Gobierno cuenta con 16 de los 31 miembros para dictaminar lo que le asegura ir al recinto, pero hasta ahora tiene 73 de los 171 diputados que necesita para que la acusación pueda avanzar y llevarlo al Senado.

Desde el oficialismo sostienen que la presidenta de la Comisión, la diputada del Frente de Todos por Entre Ríos, Ana Carolina Gaillard, tiene asegurado el dictamen dado que cuenta con el voto positivo de 16 de los 31 miembros de la comisión. Esto le asegura la mitad más uno, Juntos por el Cambio tiene 14 y la otra silla es del presidente de del interbloque Federal Alejandro “el topo” Rodríguez.

Una vez que la Comisión habilita la denuncia comienza un sumario que incluye la citación de testigos, el pedido de información a jueces federales, la solicitud a un juez para que ordene interceptar conversaciones telefónicas y la declaración del propio imputado. Gaillard anticipó que no descartan citar a Rosatti y a los otros miembros de la Corte. Como así también al ahora con licencia ministro de Justicia de la Ciudad, Marcelo D´Alessandro. Cuando la Comisión considera que finalizó la investigación y que tiene todos los elementos necesarios, al igual que con el resto de los proyectos de ley, necesita la mitad más uno para dictaminar.

El oficialismo tiene un bloque de 118 diputados y se necesita 171 diputados para aprobar un juicio político. En caso de obtenerlos y de aprobarse el juicio político con los dos tercios de los presentes en la Cámara, los diputados deberán elegir a uno o dos representantes que serán los encargados de llevar a cabo la acusación. La Cámara de Senadores actúa como juzgado y será la encargada de dictaminar la inocencia o no de Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Si los dos tercios de la Cámara Alta los encuentra culpables, serán destituidos con la prohibición de volver a ocupar cualquier otro cargo público.

El Frente de Todos hoy cuenta con un piso de 73 diputados, que son los legisladores que responden políticamente a los gobernadores de las provincias que acompañan. En el Senado, el interbloque del Frente de Todos cuenta con 35 legisladores y necesita 48 votos para que avance el juicio político. Del total de los senadores del Frente de Todos, 18 responden directamente a los gobernadores que apoyaron la demanda contra los miembros del Máximo Tribunal.