Cuando arrancó la sesión, allá por las 11 del miércoles, el rechazo al proyecto ganaba la votación por un puñado de votos. Claro, con un número de indecisos que hacían que fuera totalmente incierto el resultado final.

Cerca de la medianoche, con los indecisos que iban confirmando sus posible votos la tendencia fue cambiando hasta dar un par de votos por encima al dictamen de mayoría como ganador. Todavía con un par de diputados indecisos.

La cosa comenzó a cambiar durante la madrugada nuevamente. Facundo Garretón, el diputado tucumano que había sometido a una consulta en redes su decisión, tuvo su turno de tomar la palabra en el recinto para confirmar que finalmente votaría en contra. Era un voto con posible intención hacia el a favor.

Luego de esto, dos diputados formoseños que mantuvieron el silencio durante toda la jornada, dejaron trascender que ambos estarían presentes en el recinto para votar a favor. Una vez más, estas definiciones, volvieron a torcer la tendencia.

Con este panorama, la opción para que la media sanción pueda lograrse, es que se ausenten algunos de los que ante la duda votarán en contra. Es a lo que aspiran los promotores del dictamen de mayoría.

 

Compartinos: